Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Masivo arresto en EE. UU. por protestar contra deportación

Las autoridades detuvieron a 112 personas frente a la Casa Blanca

Los manifestantes se apostaron ayer frente a la Casa Blanca para protestar contra las masivas deportaciones. foto edh / AP

Los manifestantes se apostaron ayer frente a la Casa Blanca para protestar contra las masivas deportaciones. foto edh / AP

Los manifestantes se apostaron ayer frente a la Casa Blanca para protestar contra las masivas deportaciones. foto edh / AP

WASHINGTON. Un total de 112 líderes religiosos y activistas fue arrestado ayer tras protestar ante la Casa Blanca contra la política actual de deportaciones.

Representantes de diferentes cultos religiosos y activistas acudieron a la protesta para pedir al presidente Barack Obama que detenga inmediatamente las deportaciones, que amplíe alivios migratorios vía decreto y que proteja debidamente a los menores centroamericanos que llegan a la frontera sur sin documentos ni acompañantes adultos.

Pedro Palomino dejó atrás los temores y decidió declararse públicamente como inmigrante sin documentos al participar en la protesta para decirle a Obama que "ya es hora de darle solución a millones de inmigrantes" y a otros extranjeros irregulares temerosos de ser deportados mostrarles que "sí se puede protestar públicamente".

Los arrestados deberán pagar una multa de 50 dólares por impedir el paso en la vía pública y deberán comparecer ante un tribunal si rehúsan pagar la multa.

Minerva Carcaño, obispo de la Iglesia Metodista Unida de Los Ángeles, dijo que estas protestas son importantes para "alzar una voz moral, porque no se escucha al Congreso ni a la Casa Blanca".

"Los dos partidos solo recuerdan a los inmigrantes para sus juegos políticos, cuando vienen las elecciones o para perjudicar al rival", declaró la religiosa.

La manifestación tuvo lugar un día antes de que el Congreso inicie un receso veraniego de varias semanas sin haber considerado un proyecto de reforma migratoria aprobado por el Senado en junio del 2013, el cual concedía la opción de naturalización a los 11 millones de inmigrantes.

La Casa Blanca ha dicho que planea anunciar alivios migratorios el mes próximo vía decreto, ante el estancamiento de la legislación en el Congreso (ver nota aparte).

El gobierno anunció ayer que abrirá su primer centro de detención destinado específicamente a madres que llegaron recientemente desde Centroamérica con niños, esperando enviar un mensaje a los posibles inmigrantes de que existe un lugar para retenerlos y que no serán liberados en el país.

Mientras, la viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, llegó ayer a Los Ángeles , donde reside la mayor comunidad de salvadoreños en Estados Unidos, para promover una campaña que desaliente el Éxodo de niños. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación