Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mañana será 2a. vuelta electoral en Costa Rica

Han sido convocados cerca de 3.1 millones de costarricenses

El candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC) Luis Guillermo Solís (sombrero). foto edh / reuters

El candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC) Luis Guillermo Solís (sombrero). foto edh / reuters

El candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC) Luis Guillermo Solís (sombrero). foto edh / reuters

SAN JOSÉ. Costa Rica entró ayer fríamente en la recta final hacia la segunda vuelta electoral de mañana domingo, que se realizará pese al retiro de la campaña del candidato del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, tras reconocer sus pocas posibilidades de triunfo.

En un ambiente frío, con pocos signos externos en las calles y con Araya sin actividad proselitista, el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís, intenta convencer a los votantes para, según ha dicho, "derrotar al abstencionismo".

Con el exalcalde retirado de la lucha -aunque no de la papeleta-, Solís tiene libre el camino hacia la presidencia de Costa Rica, con el abstencionismo como su nuevo rival a vencer, pues según los sondeos sería mayor al de 31% registrado en la primera ronda.

Pese a que su rival se retiró de la campaña, el candidato del centro izquierdista PAC, no se confía y ha dicho que hasta que el Tribunal Supremo de Elecciones no anuncie al ganador, se debe evitar el triunfalismo.

La Constitución Política de Costa Rica prohíbe las renuncias a las candidaturas presidenciales, por lo que el exalcalde de San José aún podría ser presidente si obtiene más votos que Solís este domingo.

"Nadie puede declararse ganador o perdedor en una elección que todavía no se ha hecho", expresó ayer Solís.

Por su parte, Araya dijo a la emisora de radio ADN que el 5 de marzo tomó la decisión de no hacer más campaña porque "en ese momento había una inclinación y una tendencia de los costarricenses a buscar un cambio".

Según el comando de campaña de Araya, cuatro encuestas encargadas por el partido reflejaban una ventaja abismal de Solís de hasta 40 puntos.

Araya ha dicho que sigue siendo candidato a la presidencia y que, aunque ha estado al margen de actividades de campaña, ha permanecido en contacto con los diputados electos de su partido, con dirigentes y simpatizantes.

Los costarricenses decidirán este domingo si se decantan por el primer mandato en la historia del PAC o por la continuidad del tradicional PLN, de fundación socialdemócrata, pero tildado de "neoliberal" por disidentes y opositores.

Para las estas elecciones están convocados casi 3.1 millones de ciudadanos, quienes elegirán al presidente que ejercerá a partir del 8 de mayo para el periodo 2014-2018.

El ganador de las elecciones sucederá en la Presidencia a Laura Chinchilla.

El próximo mandatario deberá esforzarse en lograr acuerdos con otras bancadas, pues gobernará con un Congreso fraccionado en una decena de partidos políticos y sin mayoría, pues el PAC de Solís solo obtuvo 13 escaños y el PLN de Araya, 18, en la cita electoral del 2 de febrero pasado. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación