Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro rompe los lazos diplomáticos con Panamá

La razón que esgrime el chavista es que ese país pidió a la OEA una reunión para tratar la crisis en Venezuela

Manifestantes opositores fueron dispersados con gases lacrimógenos por la policía venezolana en Caracas. foto edh / efe

Manifestantes opositores fueron dispersados con gases lacrimógenos por la policía venezolana en Caracas. foto edh / efe

Manifestantes opositores fueron dispersados con gases lacrimógenos por la policía venezolana en Caracas. foto edh / efe

El gobernante venezolano, Nicolás Maduro, anunció ayer la ruptura de las relaciones diplomáticas con Panamá, así como la congelación de las relaciones económicas entre los dos países.

"He decidido romper relaciones políticas y diplomáticas con el Gobierno actual de Panamá y congelar todas las relaciones comerciales y económicas desde este momento", indicó Maduro en un acto de homenaje a un año del fallecimiento de Hugo Chávez.

Las palabras de Maduro se producen después que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunciara que estudiará hoy, a puerta cerrada, una solicitud de Panamá para convocar una reunión de consulta de los cancilleres sobre la situación de Venezuela.

Maduro tildó al Gobierno de Panamá de "lacayo" y tuvo duras palabras contra el presidente, Ricardo Martinelli, al que acusó de no ser "digno de su pueblo" y de haber estado "activamente obrando contra Venezuela, creando condiciones para que la OEA y otros organismos den un paso de intervención" sobre el país suramericano.

"Que no se equivoquen. La OEA déjenla por allá donde está, en Washington. Se ve bien bonita allá, bien lejos de nosotros... Fuera la OEA de acá por ahora y para siempre", dijo.

"Nadie va a conspirar impunemente contra nuestro país para pedir una intervención contra nuestra patria, ya basta, ya, llamo al pueblo a unirnos en defensa de la soberanía, de la independencia", gritó en una jornada marcada por los actos de homenaje a Chávez, en los cuales participaron los gobernantes de Cuba, Raúl Castro; de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Bolivia, Evo Morales.

"A Venezuela se respeta y no voy a aceptar que nadie conspire contra Venezuela para pedir una intervención internacional contra nuestra paz y nuestra soberanía", agregó.

Venezuela atraviesa una ola de protestas desde el pasado 12 de febrero, que ha dejado hechos de violencia en los que han muerto 19 personas, han quedado heridas más de 250 y se han producido centenares de detenciones.

Reacciones

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, expresó ayer que le "sorprende" la decisión del Gobierno de Venezuela de romper relaciones diplomáticas con su país.

"Sorprende decisión del Gobierno de Venezuela. Panamá solo anhela que ese hermano país encuentre la paz y fortalezca su democracia", dijo Martinelli en su cuenta de Twitter.

Venezuela y Panamá retiraron a sus respectivos embajadores el pasado 20 de febrero, después de que el Gobierno de Caracas acusara al panameño de entrometerse en sus asuntos internos y este último lo negara.

En Washington, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, declaró que espera que el Consejo Permanente de la organización emita un comunicado con un llamado al diálogo en Venezuela, pero puso en duda que decida convocar a los cancilleres del continente para una sesión extraordinaria, porque considera que en el país sudamericano no ha ocurrido una ruptura del hilo democrático.

En el Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos, Insulza dijo que "no hay razón alguna para aplicar los instrumentos de la OEA sobre la ruptura del hilo democrático".

Insulza pronosticó que en la reunión del Consejo que se celebrará hoy "tal vez algunos propongan enviar una misión, pero Venezuela necesita aceptarla". Admitió que su capacidad para actuar está limitada por la voluntad de los gobiernos que forman la organización: "La OEA será o hará lo que sus Estados miembros quieren que sea o haga".

De enviar una misión, la única meta sería facilitar un diálogo político que halle soluciones a los problemas de los venezolanos, explicó Insulza. "No sería un diálogo para un cambio de gobierno. La OEA no está involucrada en cambios de gobierno, excepto cuando todos los Estados miembros califican a un régimen como ilegítimo. Y nadie en la OEA llama ilegítimo al gobierno venezolano".

Manifestantes en Venezuela le piden a la OEA que active la Carta Democrática Interamericana, que contempla la suspensión de aquellos países donde se haya interrumpido el orden constitucional.

Protestas

Mientras, ayer, las fuerzas de seguridad reprimieron con gases lacrimógenos y balas de gomas las protestas en contra del gobierno y en contra del dictador cubano, Raúl Castro.

En la localidad central de San Antonio de los Altos, estado Miranda, decenas de habitantes que habían bloqueado las vías con barricadas fueron reprimidos con gases lacrimógenos y balas de goma por cientos de guardias nacionales, policías nacionales y miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, indicó la diputada opositora al consejo municipal, Clara Mirabal. En el incidente resultaron lesionadas tres personas, una por arma de fuego y las otras dos por balas de goma.

El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma (ABP), hizo circular ayer una carta pública dirigida a Raúl Castro en la que lo emplaza, como "mentor" del Gobierno de Nicolás Maduro, a que fije posición "sobre la libertad de los presos políticos, la vigencia de los derechos humanos y el apego a la Constitución que el régimen venezolano debe exhibir si quiere seguir formando parte del conjunto de países democráticos". Ledezma le exigió al cubano que el régimen que dirige deje de interferir en los asuntos nacionales.

Por su parte, la diputada María Corina Machado, quien participó en una protesta en el estado Táchira, aseguró que la lucha que "hemos iniciado es irreversible", y dijo que "los tachirenses exigen la salida inmediata del país del señor Castro y de los cubanos que están en nuestras Fuerzas Armadas. ¡Fuera de Venezuela!".

—AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación