Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro pretende amordazar a medios que hablen mal del régimen

Presiona a empresas para que influyan en contenidos

El 27 de enero, ABC reveló conexiones del número dos del chavismo, Diosdado Cabello, con el narcotráfico. foto edh / internet

El 27 de enero, ABC reveló conexiones del número dos del chavismo, Diosdado Cabello, con el narcotráfico. foto edh / internet

El 27 de enero, ABC reveló conexiones del número dos del chavismo, Diosdado Cabello, con el narcotráfico. foto edh / internet

CARACAS. Las denuncias publicadas por la prensa internacional sobre los vínculos del régimen de Nicolás Maduro con el narcotráfico, la manipulación de la justicia en el país sudamericano y la corrupción de sus funcionarios está llevando al gobierno bolivariano a acentuar aún más el acecho a la libertad de prensa, y a amenazar a los medios locales con represalias si continúan divulgando el material que llega desde el exterior.

Medios como ABC de España, el Nuevo Herald de Miami y el Canal de noticias NTN24 han caído en la lista negra del régimen bolivariano que ha amenazado con sanciones legales a representantes de la prensa local que suelen reproducir artículos de sus pares extranjeros.

En especial riesgo están los diarios venezolanos El Nacional y Tal Cual, así como La Patilla.com, uno de los portales de mayor tráfico en Venezuela.

Esos tres medios venezolanos, junto con el ABC de España están en vías de ser demandados por el presidente de la Asamblea Nacional, y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, por las revelaciones de que él está siendo investigado en EE. UU. por vínculos con el narcotráfico.

Artículos publicados por el ABC y por El Nuevo Herald señalaban que el ex jefe de seguridad del fallecido Hugo Chávez -el capitán de corbeta venezolano Leamsy Salazar- había testificado ante autoridades estadounidenses que Cabello es el jefe del Cártel de los Soles.

Hasta el momento, la demanda de Cabello no involucra a el Nuevo Herald, ni al Wall Street Journal que dos días después escribió su propia versión sobre la presencia de Salazar en EE. UU. y sobre la investigación de autoridades estadounidenses por presuntos vínculos entre Cabello y narcos.

Las acciones para tratar de bloquear a los medios internacionales se suman a la ya extensa lista de acciones contra el periodismo en Venezuela, que van desde la persecución de periodistas, para motivar la autocensura, hasta las restricciones impuestas contra los medios para importar papel.

A esto se le suma las recientes adquisiciones de medios de comunicación independientes realizadas por "empresarios amigos" del chavismo que luego han conducido una radical cambio en la línea editorial de los mismos.

Mientras, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, declaró ayer que "la libertad de opinión y de prensa son dos principios irrenunciables" al responder a las amenazas que habrían dirigido las autoridades venezolanas a empresas españolas.

Concretamente, el régimen de Maduro habría pedido a las empresas españolas con intereses en ese país que influyan en los medios de comunicación nacionales con el objetivo de que dejen de desprestigiar la imagen de Venezuela, si no quieren sufrir represalias, según publicó ABC. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación