Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro aumenta el dominio del sector militar en el Gobierno

El exdirigente sindical sigue profundizando el dominio del sector castrense en el Gobierno a la par que extiende su zona de influencia a la actividad mercantil

Nicolás Maduro, rodeado de militares, junto a un busto de Chávez. Foto EDH / archivo

Nicolás Maduro, rodeado de militares, junto a un busto de Chávez. Foto EDH / archivo

Nicolás Maduro, rodeado de militares, junto a un busto de Chávez. Foto EDH / archivo

CARACAS. Maduro crea por decreto en menos de un mes un banco, una empresa constructora y un canal de TV bajo control del sector castrense.

Desde el gane de Hugo Chávez en las elecciones presidenciales en Venezuela de diciembre de 1998 y su llegada al poder, los militares adquirieron un protagonismo en el aparato del Estado casi sin precedentes en la historia reciente del país, reseña el diario español El País. Cientos de oficiales, en retiro o activos, ocuparon posiciones de dirección de organismos públicos a lo largo de 13 años de gestión chavista.

Tras la muerte del exmandatario, Maduro, sigue profundizando el dominio del sector castrense en el Gobierno a la par que extiende su zona de influencia a la actividad mercantil.

En una rápida sucesión de decretos, en menos de un mes se han dado a conocer a través de la Gaceta Oficial las constituciones de un banco y de una empresa constructora de las Fuerzas Armadas. El primero, Bancofanb, con un capital equivalente a 27 millones de dólares –según el cambio oficial vigente– llevará a cabo todo tipo de operaciones de intermediación en el mercado financiero. La segunda, Construfanb, tiene como propósito la "elaboración de proyectos de construcción, arquitectura e ingeniería, desarrollos inmobiliarios públicos y privados, destinados a los miembros de la FANB y a la población civil venezolana", según reza la resolución de la presidencia de la República.

Luego viene el logro más excéntrico de esta expansión de los negocios marciales: el canal de televisión militar, TVFanb, que salió al aire el sábado 28 de diciembre.

"Arranca... la televisora de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Revolución militar, revolución comunicacional", dijo Maduro en el acto de inauguración.

Maduro señaló que la nueva televisión tendrá una programación que ofrecerá documentales, novelas y programas informativos, donde los venezolanos además podrán apreciar el entrenamiento de los militares, sus tareas diarias y su formación.

El gobierno maneja de forma directa cuatro canales más la cadena regional de noticias Telesur. Todas ellas tienen niveles de audiencia extremadamente bajos.

En el país funcionan las estaciones privadas Venevisión, Televen, Canal I y La Tele. Estás se declararon neutrales en un aparente intento por no sufrir la suerte de Radio Caracas Televisión (RCTV), canal de línea opositora, que cesó sus transmisiones en 2007 después de que el gobierno de Chávez se negó a renovarle la licencia alegando que apoyó la intentona golpista de 2002.

Desde el inicio de su Gobierno, Maduro anunció su disposición a crear zonas económicas militares, en el marco de su proyecto de zonas especiales, todavía a la espera de implementación. La idea propone reservar territorios para la inversión extranjera en sociedad con el Estado venezolano, a fin de producir bienes de exportación.

El izquierdista visualiza unas Fuerzas Armadas productivas y orientadas, primero, a su autosubsistencia y, en definitiva, a la generación de valor agregado tecnocientífico. Maduro los quiere ver cosechando lechugas tanto como ensamblando misiles y drones. "En poco tiempo vamos a producir todo lo que consumimos en todas las áreas y ámbitos", lo secundaba recientemente la almiranta Meléndez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación