Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Madre de agresor de París, "orgullosa" de que no matara a otros

La mujer dijo que los extremistas islámicos se aprovecharon de su hijo después de que éste se sintiera desarraigado por la discriminación en Bélgica

Identificados los 129 muertos en los atentados de París

La madre del más joven de los atacantes de París, que se inmoló ante el estadio nacional de Francia, dijo estar "orgullosa" de que su hijo no matara a nadie más que a sí mismo.

Una mujer identificada como Fatima Hadfi llamó el domingo por la noche a Maghreb TV, una televisora belga con muchos espectadores en la comunidad marroquí del país. Hablando en vivo, dijo que no tenía idea de que su hijo Bilal se hubiera radicalizado hasta que la llamó desde Siria -en lugar de Marruecos- donde le había dicho que iba de vacaciones.

Ella no llamó a las autoridades para reportar su desaparición, pero ellas se dieron cuenta de todos modos, dijo, pues poco después la policía rompió la puerta de su vivienda en Bélgica y la esposaron a ella y a su hijo mayor. Nueve meses más tarde, añadió, se enteró de que el hijo fue uno de los tres atacantes suicidas cerca del Estadio de Francia.

LEA ADEMÁS: Difunden nuevos e impactantes videos de ataques en París

                         Divulgan impactante vídeo de ataque en París

Bilal Hadfi, quien según las autoridades francesas se mantuvo en contacto por teléfono casi de forma continua con el presunto autor intelectual de los atentados durante 40 minutos antes de la primera detonación el 13 de noviembre, se inmoló con un chaleco explosivo a poca distancia del estadio. Fue la única persona que murió por esa explosión.

"Lo que ha sido más difícil, creo, es que durante nueve meses no lo vimos, por cuatro meses no supimos nada de él y se hizo estallar fuera de mi puerta. Porque París está cerca y lejos a la vez. Me pregunto todo el tiempo si sufrió. Estoy orgullosa de que no haya causado víctimas ", dijo a Magreb TV.

La mujer dijo que los extremistas islámicos se aprovecharon de su hijo después de que éste se sintiera desarraigado por la discriminación en Bélgica. Ella insistió en que nunca supo de manera anticipada que su hijo había caído con los extremistas islámicos. Cuando su hijo anunció que dejaría de fumar marihuana y de beber, dijo que en ese momento pensó que era algo bueno. Poco tiempo después, él se fue de casa.

La mujer dijo que después de los atentados del 13 de noviembre, donde murieron 130 personas y cientos resultaron heridas, ella visitó el lugar cerca del estadio donde su hijo se inmoló.

"Fue enormemente doloroso, pero tenía que hacerlo. Tenía que ver por mí misma lo que le pasó a mi hijo", aseguró.

La mujer expresó sus esperanzas de recuperar los restos de su hijo para enterrarlos en Marruecos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación