Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Lula rechaza vínculo con caso Petrobras

Prensa brasileña no descarta que se oculte patrimonio. Policía investiga adquisiciones en un condominio.

Lula

Luiz Inació Lula da Silva, expresidente de Brasil, niega la vinculación con las corruptelas del caso Petrobras, después de que la policía iniciara nuevas pesquisas.   | Foto por EDH

Luiz Inació Lula da Silva, expresidente de Brasil, niega la vinculación con las corruptelas del caso Petrobras, después de que la policía iniciara nuevas pesquisas.  

BRASILIA. El expresidente brasileño Luiz Inació Lula da Silva expresó su “repudio” frente a conjeturas que sugieren su posible participación en el escándalo de corrupción que se investiga en la petrolera estatal Petrobras. 

Lula reaccionó así después de que la Policía Federal iniciara una nueva fase de la investigación de las corruptelas en Petrobras, para determinar si parte del dinero desviado fue blanqueado mediante operaciones inmobiliarias. 

“La investigación apunta a operaciones de lavado de dinero y de ocultación de patrimonio a través de negocios inmobiliarios”, dijo este miércoles el fiscal Carlos Fernando Dos Santos Lima, uno de los responsables del caso. 

La investigación está centrada en un edificio construido en el balneario de Guarujá, en el litoral del estado de Sao Paulo, por una cooperativa sindical vinculada al Partido de los Trabajadores (PT), que Lula fundó en 1980 y al que también pertenece presidenta Dilma Rousseff. 

En 2009, en medio de una severa crisis financiera, la cooperativa vendió esa propiedad a la constructora OAS, salpicada por el escándalo en Petrobras por su participación en diversos fraudes, por los que han condenado a quince años de prisión al extesorero del PT Joao Vaccari Neto. 

Uno de los apartamentos en el llamado Condominio Solaris estaba reservado por la familia de Lula y, según informaciones obtenidas por la prensa local, llegó a ser objeto de reformas encargadas a la empresa OAS, que figura como su propietaria legal. 

A mediados de 2015, Lula negó que hubiera comprado un apartamento en ese edificio, pero admitió que su esposa adquirió en 2009 una participación con vistas a una posible adquisición. Sin embargo, aclaró que las obras para la conclusión del edificio se atrasaron y la constructora OAS ofreció reintegrarle el dinero a quienes aún no habían confirmado la compra, algo sobre lo que la familia de Lula aún no ha decidido, según el propio expresidente. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación