Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los indocumentados mantienen en la mira la reforma migratoria

Los sin papeles llamaban ayer a votar esperando un cambio que facilite la tan ansiada reforma.

El presidente de EE. UU., Barack Obama, habla de economía en el Colegio Rhode Island. foto edh / apUn hombre sostiene un cartel contra de las deportaciones durante una protesta en apoyo de la reforma migratoria.

El presidente de EE. UU., Barack Obama, habla de economía en el Colegio Rhode Island. foto edh / apUn hombre sostiene un cartel contra de las deportaciones durante...

El presidente de EE. UU., Barack Obama, habla de economía en el Colegio Rhode Island. foto edh / apUn hombre sostiene un cartel contra de las deportaciones durante una protesta en apoyo de la reforma migratoria.

WASHINGTON. Inmigrantes indocumentados hicieron ayer un último llamado para votar en las elecciones legislativas de hoy en Estados Unidos, esperando un cambio que facilite una reforma migratoria, que los republicanos bloquean en el actual Congreso.

Aunque no tienen voto en los comicios, un puñado de inmigrantes sin papeles, en su gran mayoría mujeres de origen latinoamericano, levantó su voz frente a la Casa Blanca.

Para Lenka Mendoza, oriunda de Perú y madre de "dreamers" (jóvenes migrantes que recibieron un permiso de estadía temporal), la elección "es muy importante" para los 11 millones de inmigrantes clandestinos en Estados Unidos.

"Queremos una reforma migratoria humana y justa. Este Congreso no nos la va a dar, ya ha sido obstruida muchas veces", dijo Mendoza, de la organización Dreamers Moms USA.

Margie del Castillo, una activista de Latina Advocacy Network de Virginia exhortó a los electores a votar "por los derechos de los inmigrantes" y ser "la voz de los inmigrantes indocumentados en sus comunidades, que no pueden expresar su voto".

El presidente estadounidense, Barack Obama, también fue criticado por su retraso en decretar medidas para regularizar a inmigrantes ilegales.

"El (miércoles) 5 de noviembre, cumpla su promesa", le exigió Mendoza al mandatario, dispuesta a empezar ayer una huelga de hambre en protesta, de no cumplirse la ley ejecutiva anunciada por el presidente Obama.

Vestidas con sudaderas negras en las que podía leerse "En huelga de hambre por los 11 millones de indocumentados", las madres, llegadas de Arizona, California o Connecticut, prometieron continuar con su protesta "hasta que el presidente cumpla su palabra". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación