Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Logran suspender juicio por genocidio contra Ríos Montt

La defensa logró separar a una de las juezas

El exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt, 88 años, compareció ayer en una camilla ante el Tribunal B de Mayor Riesgo de Guatemala. foto edh / efe.

El exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt, 88 años, compareció ayer en una camilla ante el Tribunal B de Mayor Riesgo de Guatemala. foto edh / efe.

El exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt, 88 años, compareció ayer en una camilla ante el Tribunal B de Mayor Riesgo de Guatemala. foto edh / efe.

GUATEMALA. El tribunal que había planificado iniciar ayer el juicio contra el exgeneral Efraín Ríos Montt por delitos de genocidio, lo suspendió, debido a una solicitud de sus defensores de separar a una de las juezas que lo juzgará.

Ríos Montt, en una camilla, pálido, acompañado de paramédicos y ataviado con un pijama había llegado a la sala del tribunal para ser juzgado.

El Tribunal B de Mayor Riesgo de Guatemala aceptó ayer una recusación planteada por la defensa del exdictador Ríos Montt, por lo que será otra corte la que lleve a cabo un nuevo juicio por genocidio contra el octogenario exmilitar.

La defensa de Ríos Montt argumentó en la recusación que la jueza que preside el Tribunal, Irma Janeth Valdez Rodas, realizó una tesis académica relacionada con el tema del genocidio hace una década, por lo que cuestionó su imparcialidad.

El Tribunal B de Mayor Riesgo escuchó en una audiencia ayer, cuando se esperaba el inicio del nuevo juicio por genocidio y delito de lesa humanidad contra Ríos Montt, tanto a la defensa del exdictador como a la parte acusadora, y aceptó que sea otro tribunal el que asuma el proceso.

La elección de los nuevos jueces estará a cargo de una cámara penal del Organismo Judicial guatemalteco.

Valdez Rodas obtuvo su maestría en Derecho Penal por la estatal Universidad de San Carlos de Guatemala en 2004 con la tesis "Criterios para una mejor aplicación del delito de genocidio".

La presidenta del tribunal aseguró que el documento académico no interfería con su capacidad para llevar a cabo el juicio en contra de Ríos Montt, pues "es un trabajo de investigación" que "no emite juicio", y además "busca contribuir a criterios jurídicos".

La jueza también cuestionó que la recusación no se hiciera hasta el 30 de diciembre cuando tanto la defensa de Ríos Montt como la fiscalía guatemalteca estaban al tanto desde hace casi un semestre que el caso estaba en manos de dicha corte.

El Tribunal, compuesto además por Sara Griselda Yoc Yoc y María Eugenia Castellanos Cruz de Delgado, escuchó a ambas partes y después de reunirse en privado, decidió separarse del proceso.

Luego de conocer la decisión del tribunal, varios activistas de derechos humanos y víctimas le gritaron al general "Genocida, justicia es los que queremos, cobarde".

Tanto el exmandatario (que gobernó a Guatemala entre marzo de 1982 y agosto de 1983) como su entonces jefe de inteligencia, José Mauricio Rodríguez -quien sí se presentó ante el tribunal a primera hora-, enfrentan un nuevo proceso por genocidio luego de que la sentencia de un juicio anterior -que halló culpable a Ríos Montt- fuera anulada por la Corte Constitucional.

Los dos exmilitares son acusados de estar detrás de al menos 15 matanzas cometidas por el ejército a principios de la década de los 80 en comunidades indígenas –en especial la Ixtil– en las cuales murieron 1.771 personas y 29.000 familias resultaron desplazadas.

Se calcula que en la Guerra Civil guatemalteca -que duró entre 1960 y 1996- murieron y desaparecieron al menos 200,000 personas.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación