Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jueza: Estados Unidos viola acuerdo en detención de niños migrantes

Se desconoce aún los alcances del fallo, pero es una victoria para los defensores de los migrantes

SAN DIEGO, CALIFORNIA, SECTOR DE ENTRADA DE ILEGALES

MIA104 SAN DIEGO (CA, EEUU), 28/2/2008.- Un agente de la patrulla fronteriza de San Diego abre la puerta de la sala de alojamiento temporal de mujeres y ni?os... | Foto por FR/gad

MIA104 SAN DIEGO (CA, EEUU), 28/2/2008.- Un agente de la patrulla fronteriza de San Diego abre la puerta de la sala de alojamiento temporal de mujeres y ni?os del Centro de Detenci?n de Chula Vista, California donde son alojados todos los que tratan de ingresar ilegalmente a Estados Unidos desde Tijuana, M?xico. Aunque se trata, geograficamente, del sector m?s peque?o de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, m?s del 40 por ciento de las capturas de ilegales que entran a territorio estadounidense se produce en esta ciudad. EFE/David Maung EEUU- M?XICO- INMIGRACI?N

LOS ÁNGELES . El sistema actual del Departamento de Justicia de detener a los niños migrantes con sus madres tras haber cruzado la frontera entre México y Estados Unidos viola un acuerdo judicial de 18 años de antigüedad, dijo en un fallo una jueza federal.

La decisión emitida el viernes por la jueza Dolly Gee en California es una victoria para los defensores de los derechos de los migrantes que presentaron el caso ante los tribunales, pero se desconocen aún las implicaciones inmediatas que tendrá para los detenidos.

El fallo confirma una decisión provisional que Gee emitió en abril y llega una semana después de que las partes le comunicaran su incapacidad para alcanzar un nuevo acuerdo tal y como les había pedido.

El acuerdo de 1997 en cuestión prohíbe que los niños migrantes sean retenidos en instalaciones custodiadas pero sin licencia.
Gee determinó que el acuerdo abarcaba a todos los menores detenidos por autoridades federales de inmigración, incluso quienes están recluidos con alguno de sus progenitores.

Peter Schey, director ejecutivo del Centro para los Derechos Humanos y uno de los abogados que llevaron la demanda, dijo que las autoridades federales “saben que están violando la ley”.

“Retienen a niños en instalaciones que no son seguras, es así de simple”, dijo Schey en un correo electrónico enviado a la Associated Press. “Es intolerable, es inhumano y tiene que terminar, y terminar más pronto que tarde”.

La portavoz del Departamento de Justicia Nicole Navas dijo el sábado que la dependencia estaba revisando la orden.

En el centro de la nueva demanda están los nuevos centros de detención para mujeres y niños en Texas, supervisados por el gobierno de Estados Unidos pero gestionados por operadores privados de prisiones.

Esas instalaciones han albergado recientemente en conjunto a más de 2 mil mujeres y niños, tras la oleada de decenas de miles de personas procedentes de Centroamérica, la mayoría madres con niños. Muchos de estos migrantes afirman haber huido de la violencia de las pandillas y de la violencia familiar en sus países.

El Departamento de Justicia había argumentado que era necesario modificar el acuerdo y emplear las detenciones como un intento para disuadir a los migrantes de que crucen la frontera tras la oleada del año pasado.

El departamento apuntó además que ese tipo de detenciones eran una manera importante para mantener unidas a las familias mientras se revisan sus casos, pero la jueza rechazó este argumento en su fallo del viernes.

Gee dio al Departamento de Justicia una semana para que fundamente por qué ella no debe tramitar una orden que obligaría al gobierno a acatar la decisión en 90 días.

Sin embargo, desde el fallo provisional emitido en abril, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas  (ICE por sus siglas en inglés) se ha comprometido a hacer las instalaciones más adecuadas para los niños y a mejorar la supervisión de los lugares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación