Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Israel retira 72 horas sus tropas de Gaza

El Estado judío envió un representante a Egipto para sellar un acuerdo

Una familia palestina regresa con sus pertenencias a los restos de su casa. foto edh / reuters

Una familia palestina regresa con sus pertenencias a los restos de su casa. foto edh / reuters

Una familia palestina regresa con sus pertenencias a los restos de su casa. foto edh / reuters

FRANJA DE GAZA. Israel retiró ayer sus fuerzas terrestres de la Franja de Gaza, dando inicio a una tregua de 72 horas con el grupo palestino Hamás mediada por Egipto, en un primer paso hacia unas negociaciones que permitan un alto al fuego permanente en el conflicto que dura ya un mes.

Minutos antes de que el alto el fuego comenzara, Hamás lanzó una salva de cohetes, describiéndolos como venganza por las "masacres" de Israel.

El sistema antimisiles de Israel derribó un cohete sobre Jerusalén, dijo la policía. Otro alcanzó una casa en una localidad cerca de Belén, en la Cisjordania ocupada. No hubo víctimas.

Los vehículos blindados y la infantería de Israel se retiraron de la Franja de Gaza antes de la tregua, y un portavoz militar dijo que se había completado su objetivo principal de destruir los túneles de infiltración a través de la frontera.

Las tropas y los tanques serán "redistribuidos en posiciones defensivas fuera de la Franja de Gaza y vamos a mantener esas posiciones", dijo el portavoz teniente coronel Peter Lerner, lo que refleja la disposición de Israel a reanudar la lucha en caso de ataques palestinos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su satisfacción por el respeto de la tregua y urgió a israelíes y palestinos a negociar un alto el fuego más duradero.

Israel, en tanto, envió funcionarios a sumarse a negociaciones en El Cairo a fin de sellar un acuerdo durante el transcurso de la tregua. Las autoridades egipcias que a su vez median con las facciones palestinas para alcanzar una tregua permanente.

En la Franja de Gaza, donde cerca de medio millón de personas han sido desplazadas por los combates, algunos residentes que transportaban colchones y que caminaban con sus hijos dejaron los refugios de la ONU para regresar a barrios donde cuadras completas han sido destruidas.

Destrucción

Devastada por la ofensiva militar israelí, la Franja de Gaza requerirá un proyecto de reconstrucción de alcance internacional y varios años de duración, que solo será posible cuando Israel agilice la entrada de materiales de construcción.

Las pérdidas por la ofensiva, en la que Israel ha bombardeado más de 4,800 objetivos dentro de la Franja de 360 kilómetros cuadrados, exceden lo imaginable y afectan a edificios públicos y propiedades privadas, como viviendas, infraestructuras de agua y electricidad, y hasta los depósitos de su única central eléctrica.

Según un informe difundido ayer por el Ministerio de Información palestino, basado en estadísticas locales y de organismos internacionales, unas 10,600 viviendas han sufrido las consecuencias de los bombardeos, de las que 8,880 han quedado parcialmente dañadas y 1,724, completamente destruidas, que son, por tanto, inhabitables.

El informe cifra las pérdidas económicas en $1,640 millones: 1,330 millones en pérdidas directas y 310 en indirectas.

Sin embargo, el ministro palestino de Trabajos Públicos, Mufeed al Hasayne, asegura que se requerirán 5,000 millones de dólares —casi tres veces el PIB de la Franja— sólo para reconstruir las estructuras dañadas durante los últimos 29 días, y en esa cantidad no se incluyen "posesiones privadas como muebles y coches". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación