Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Israel y Hamás pactan un alto al fuego en Gaza "completo e indefinido"

La fórmula diplomática presentada por Egipto consiguió el acuerdo

Nada más entrar en vigor el cese de hostilidades, miles de personas se echaron a las destruidas calles de Gaza y a las tranquilas de Cisjordania para celebrar. foto edh / reuters

Nada más entrar en vigor el cese de hostilidades, miles de personas se echaron a las destruidas calles de Gaza y a las tranquilas de Cisjordania para celebrar....

Nada más entrar en vigor el cese de hostilidades, miles de personas se echaron a las destruidas calles de Gaza y a las tranquilas de Cisjordania para celebrar. foto edh / reuters

FRANJA DE GAZA. Un acuerdo de cese al fuego indefinido entre israelíes y palestinos destinado a poner fin a su enfrentamiento de siete semanas en Gaza entró en efecto ayer, mientras los palestinos salían a las calles del devastado enclave para celebrar.

Egipto, mediador en las negociaciones indirectas entre ambas partes celebradas desde el inicio del conflicto, el 8 de julio, confirmó la buena noticia.

Por su parte, un portavoz del primer ministro Benjamín Netanyahu dijo que Israel había aceptado la propuesta egipcia para un cese al fuego sin fecha de término y que asistirá a las conversaciones sobre el futuro de Gaza en El Cairo sólo si hubiera un "fin total de los ataques terroristas" desde el enclave.

El acuerdo se basa en la flexibilización del cerco sobre la Franja, que Israel impone desde que en 2007 Hamás se hiciera con el poder y que ha dejado a su población al borde de la crisis humanitaria.

Como confirmó el presidente palestino Mahmud Abbas, encargado de anunciar el acuerdo desde Ramala, se abrirán de inmediato los principales pasos fronterizos con Israel para que entren ayuda médica y materiales de construcción.

El paso de Rafah, informan fuentes de la Organización para la Liberación de Palestina, también se abrirá. Al sur, frontera con Egipto, será controlado por personal del Gobierno palestino. Como destacó Abbas, convencer a Hamás de que el nuevo Ejecutivo de unidad debía asumir esta función ha llevado tiempo pero ha sido determinante.

Progresivamente, además, se ampliará la zona en la que los pescadores pueden faenar, que ha ido bajando con los años de las 20 iniciales a apenas tres. Ahora pasarán a seis. El mar es un pilar de la economía local.

Luego, pasado un mes, se retomarán los contactos indirectos entre los equipos negociadores, con Egipto de nuevo como intermediario, y se abordarán los asuntos de mayor calado, como la reconstrucción del aeropuerto y el puerto de Gaza y la liberación de un centenar de presos islamistas excarcelados en 2011 en el canje por el soldado Gilad Shalit y arrestados nuevamente este verano.

Aunque ha quedado aparcada por el momento, Israel podría buscar la desmilitarización de las milicias a través de una resolución de la ONU avalada por EE. UU., según medios locales.

Abbas agradeció a Egipto y al secretario de Estado norteamericano, John Kerry, el papel desempeñado durante las negociaciones y aseguró que la ONU iniciará de manera inmediata el envío de ayuda humanitaria al enclave.

Según datos de Naciones Unidas, más de 450.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus casas en la Franja, miles de las cuales han quedado destruidas o sufren daños estructurales que las hacen inhabitables.

Aunque no ha sido aún confirmado oficialmente, el acuerdo ha ahondado la brecha en la coalición de gobierno israelí y afectado a la popularidad del primer ministro, Benjamín Netanyahu, que ahora deberá luchar por conservar su puesto.

Según el diario "Haaretz", los ministros de Exteriores, Avigdor Lieberman, y Economía, Naftalí Bennett, representantes de la extrema derecha nacionalista israelí y con capacidad para hacer caer el Ejecutivo, mostraron ayer su oposición al pacto.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación