Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Investigadores descartan terrorismo en el accidente del avión de AirAsia

El director de la Comisión Nacional de Seguridad en el Transporte anunció que el informe preliminar recopilado de las cajas negras de la aeronave estará listo el 28 de enero

Miembros de los servicios de rescate indonesios transportan los restos de dos de las víctimas recuperadas del avión de AirAsia.

Miembros de los servicios de rescate indonesios transportan los restos de dos de las víctimas recuperadas del avión de AirAsia.

Miembros de los servicios de rescate indonesios transportan los restos de dos de las víctimas recuperadas del avión de AirAsia.

Las cajas negras del avión de AirAsia que se estrelló en el mar de Java con 162 personas a bordo el 28 de diciembre no aportan pruebas de que se hubiese perpetrado un atentado terrorista contra el aparato, informaron hoy fuentes oficiales.

"No hay signo de actividad terrorista hasta el momento", aseguró el indonesio Mardjono Siswosuwarno, jefe del equipo investigador, según la cadena de televisión Channel NewsAsia.

"No hemos escuchado sonido alguno de disparos o explosiones. De momento, en base a estos datos, podemos eliminar la posibilidad de terrorismo", indicó Nurcahyo Utomo, otro investigador.

La caja negra que guarda el registro de las comunicaciones del avión sólo contiene las voces de los pilotos y no recoge nada que respalde la hipótesis del suicidio.

Los expertos del comité de seguridad en el transporte de Indonesia han escuchado la grabación completa, pero la transcripción del contenido están aún realizándose.

Otros profesionales trabajan con la caja negra que contiene el registro de los datos de vuelo, como las condiciones atmosféricas, la altitud, la velocidad y el peso.

El director de la Comisión Nacional de Seguridad en el Transporte, Tatang Kurniadi, anunció que el informe preliminar estará listo el 28 de enero.

"El informe preliminar estará justo al cumplirse un mes del accidente", prometió Kurniadi.

El avión del vuelo QZ8501 de AirAsia despegó de ciudad javanesa de Surabaya en la madrugada del 28 de diciembre y tenía previsto aterrizar unas horas más tarde en Singapur, pero se estrelló en el mar de Java unos 40 minutos después de partir.

Transportaba a 155 indonesios, tres surcoreanos, un británico, un francés, un malasio y un singapurés, entre pasajeros y una tripulación de siete personas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación