Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La inseguridad en Antigua Guatemala dispara las alertas

Los robos en las casas y en las calles tienen muy preocupados a los vecinos y turistas. Además hay problemas administrativos

Según Gobernación, hay un leve aumento de criminalidad

Según Gobernación, hay un leve aumento de criminalidad

Según Gobernación, hay un leve aumento de criminalidad

GUATEMALA. Antigua Guatemala, la ciudad turística más importante del país, vive una crisis administrativa y de inseguridad y que ha levantado las alarmas de los vecinos y comerciantes que viven de este lugar.

Considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1979, por la Unesco, la ciudad está viviendo una crisis administrativa a raíz del encarcelamiento de la mayoría de los miembros del consejo municipal acusados de desvío de fondos lo que ha provocado el descuido, la acumulación de basura y la dificultad de prestar servicios básicos.

Desde septiembre de 2012 el alcalde Adolfo Vivar guarda prisión porque, junto a varios miembros de su familia y de la corporación municipal, fue acusado por el Ministerio Público de haber establecido una estructura criminal dentro de la municipalidad para aprovecharse del erario público.

Al menos diez personas están procesadas esperando juicio por este caso. Hasta ayer el Tribunal Supremo Electoral aún no define quién asumirá la alcaldía local en definitiva.

A los problemas administrativos se han sumado la inseguridad que se vive. Esta semana conductores de autobuses paralizaron una parte del transporte debido al asesinato y ataque a dos compañeros.

Según estadísticas del Ministerio de Gobernación, en el área hay un leve aumento en la criminalidad, donde los delitos de mayor incidencia son hurto, homicidios y robo de vehículos y residencias. Según sus registros, en el departamento de Sacatepéquez, donde está Antigua Guatemala, en octubre se han denunciado un total de 41 de esos delitos, 15 de ellos en Antigua.

Robos en casas y calles a plena luz del día provocan la preocupación de vecinos y turistas. Gladys Magalí Méndez, vecina de Antigua, cuenta que sus hijos fueron asaltados en dos ocasiones. Y José Reyes, trabaja en un restaurante y asegura que la inseguridad se percibe más en Antigua.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación