Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Indignación en México: los narcos matan a un bebé de siete meses

El pequeño Marcos fue asesinado junto a sus padres de 24 y 17 años

La foto del niño asesinado encendió las redes sociales y una campaña de denuncia terminó en la virilización de una ilustración que retrata al pequeño junto al niño sirio Aylan Kurdi, quien estuvo entre los refugiados fallecidos en 2015.

La foto del niño asesinado encendió las redes sociales y una campaña de denuncia terminó en la virilización de una ilustración que retrata al pequeño junto al niño... | Foto por Internet

La foto del niño asesinado encendió las redes sociales y una campaña de denuncia terminó en la virilización de una ilustración que retrata al pequeño junto al niño sirio Aylan Kurdi, quien estuvo entre los refugiados fallecidos en 2015.

OAXACA.- La violencia narco en México parece ser cosa de todos los días. Desde que se desató esta guerra hace ya bastante tiempo son más de 150 mil las personas que fueron asesinadas y otras 25 mil permanecen desaparecidas. Cada semana aparece una nueva noticia por la que los números de víctimas crecen.

Pero en los últimos días ocurrió algo distinto: una pareja joven fue acribillada en medio de la calle el viernes pasado por la noche y junto a ellos también fue asesinado Marcos Miguel Pano Colón, su hijo de sólo siete meses. Y fue la muerte de un bebé inocente la que encendió la polémica y el repudio.

Unos de los primeros en hacer público lo que había acontecido fue el filósofo mexicano Octavio Martínez Michel: "¿Podemos imaginar algo más injusto que un asesinato a sangre fría de una familia que carga a su bebé en brazos? Gracias a que la creatividad humana para la crueldad parece infinita, me puedo imaginar un gran número de barbaries que quizá puedan resultar mucho peores, con todo, aunque el grado de crueldad pueda ser mucho mayor, la injusticia de un asesinato así me sigue resultando incuestionable".
Y las redes se encargaron del resto.

La indignación prendió en todos los ciudadanos mexicanos, que repudiaron el asesinato y hasta salieron a las calles en reclamo de justicia y de que la violencia narco llegue a su fin de una vez por todas. 

La foto del nene ensangrentado, boca abajo, recostado sobre un brazo de su papá se difundió sin parar en las redes sociales. La mamá también está en la imagen. 

No se hizo esperar la comparación del bebé víctima de la masacre narco con Aylan Kurdi, el niño sirio de 3 años que murió ahogado en el Mediterráneo intentado llegar a Europa.

Como un caso emblemático, la muerte de este bebé, el asesinato de Marcos, se convirtió en un emblema de lucha por la justicia en el país.

Las versiones sobre el triple asesinato aún no son claras. Las primeras noticias aseguran que los padres del bebé -Juan Alberto Pano Ramos, de 24 años; y Alba Isabel Colón, de 17- traficaban drogas para un grupo narco opositor a los responsables del crimen. Pero luego salieron versiones que indicaban que la familia tan sólo podría haber estado en el lugar menos indicado, en el momento menos apropiado.

Ese mismo día, un traficante identificado como Isidoro González Gerónimo, alias "El Isis", fue asesinado en la zona. Hay quienes afirmaban que la pareja trabajaba para este narco; hay quienes dicen que sólo estaba cerca.

El crimen tuvo lugar cerca de la medianoche del viernes 29 de enero en medio de la calle: la familia estaba frente a una tienda en la ciudad de Pinotepa Nacional en el estado de Oaxaca cuando un grupo de narcotraficantes se acercó y comenzó a disparar sin importar que estaban en medio de la vía pública, informó la cadena CNN.

De acuerdo a la Fiscalía del estado, el sábado (un día después de la masacre) cuatro personas fueron detenidas en conexión con los asesinatos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación