Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Implican a narco "Guayo Cano" en masacre de policías

El capo es acusado de ordenar la masacre de 9 policías ocurrida a mediados de junio en Salcajá, Quetzaltenango.

El capo Eduardo Villatoro Cano, alias "Guayo Cano", asiste a una audiencia judicial. foto edh / efe

El capo Eduardo Villatoro Cano, alias "Guayo Cano", asiste a una audiencia judicial. foto edh / efe

El capo Eduardo Villatoro Cano, alias \"Guayo Cano\", asiste a una audiencia judicial. foto edh / efe

GUATEMALA. El robo de $740,000 a un cártel del narcotráfico habría sido el móvil de la masacre de 9 policías guatemaltecos en junio pasado por el grupo criminal dirigido por el capo Eduardo Villatoro Cano, según las evidencias presentadas ayer por la Fiscalía.

Durante la audiencia judicial en la sede del Juzgado B de Mayor Riesgo, de la capital guatemalteca, en la que Villatoro Cano, alias "Guayo Cano" compareció para ser notificado sobre los cargos en su contra, el Ministerio Público presentó las "evidencias científicas" que lo implican en la masacre.

"Guayo Cano", quien fue detenido el pasado 4 de octubre en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, en el estado mexicano de Chiapas, y deportado horas después a Guatemala, no había comparecido ante la Justicia debido a que presentaba problemas de salud como consecuencia de una liposucción que se practicó días antes de su captura para "transformación de sus características físicas".

En la audiencia los Fiscales del Ministerio Público presentaron grabaciones de llamadas telefónicas sostenidas por "Guayo Cano" con sus cómplices, en las que señalaba que la masacre de los 9 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) se debió a que éstos habían robado un vehículo de la banda criminal en la que llevaban el dinero.

La masacre fue perpetrada el pasado 13 de junio en el interior de una sede policial en la población de Salcajá, en el departamento de Quetzaltenango, a 200 km al oeste del país, por un comando de sicarios, supuestamente dirigidos por "Guayo Cano", que sorprendieron a los policías mientras descansaban.

En el lugar fueron asesinados 8 agentes, mientras que un subinspector fue secuestrado por los sicarios, y su cadáver apareció días después a la orilla de un río con señales de tortura.

La Fiscalía también presentó un vídeo en el que se observa al grupo de sicarios cuando vigilaban la sede policial previo a cometer la masacre.

"Guayo Cano", quien fue detenido junto a su primo, Edgar Waldiny Herrera Villatoro, alias "Walas", el que también es sindicado de formar parte del grupo criminal, se abstuvieron de declarar ante el juez.

El Ministerio Público, que acusa a los detenidos de los delitos de asesinato, asociaciones ilícitas, plagio o secuestro, robo agravado y narcotráfico, pidió al juez que los ligue a proceso y que envíe a "Guayo Cano" a un hospital público de la capital mientras convalece de la operación estética a la que se sometió, y al "Walas" a una cárcel de máxima seguridad.

Por estos hechos las fuerzas de seguridad capturaron a 36 personas sospechosas de integrar la estructura criminal de "Guayo Cano", 16 de las cuales según la Fiscalía habrían participado en la masacre. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación