Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Huracán Joaquín en ruta a EE.UU.

Se encuentra cerca de pequeñas islas escasamente pobladas del este de Bahamas 

Huracán

El huracán Joaquín se intensificó el miércoles mientras se aproximaba a las pequeñas islas escasamente pobladas del este de Bahamas y según su trayectoria podría acercarse a la costa este de Estados Unidos a principios de la semana entrante.

El fenómeno climático arrastraba vientos máximos sostenidos de 135 kph (85 mph) en el océano Atlántico, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos con sede en Miami, que había pronosticado que Joaquín aumentaría de fuerza en los días siguientes.

Las autoridades en las Bahamas se preparaban para hacer frente al temporal, cuyo vórtice pasará cerca de diversas islas orientales antes de seguir su trayectoria hacia el noroeste. Los expertos del clima continuaban compilando información para determinar de qué manera afectará a Estados Unidos.

"Esta mañana teníamos el aire aviones de reconocimiento de la Fuerza Aérea que nos facilitaban información desde el interior del huracán, y enviaremos más recursos aéreos para los próximos días ante la incertidumbre de si Joaquín afectará directamente o no la costa este de Estados Unidos o si permanecerá en el mar", declaró Rick Knabb, director del Centro Nacional de Huracanes.

Se prevé que el huracán pasará cerca de las islas de San Salvador, Cat Island, Eleuthera y Rum Cay la noche del jueves y la mañana del viernes, suficientemente próximo como para traer vientos con fuerza de tormentas tropicales, marejadas ciclónicas, inundaciones en la costa y entre 13 y 25 centímetros (5-10 pulgadas) de lluvia, dijo Geoffrey Greene, meteorólogo de alto rango del Departamento de Meteorología de Bahamas.

"Estaremos al tanto de ellas", dijo Greene de las islas en el extremo este de Bahamas.

Las islas del sector oriental de Bahamas tienen poblaciones relativamente pequeñas, como en San Salvador con menos de 1.000 personas, pero son vulnerables a las tormentas porque la mayoría de ellas viven en casas sencillas situadas en el litoral.

En Eleuthera, una pequeña franja al norte de Cat Island, la gente retiraba de sus patios cocos sueltos y otros escombros, al tiempo que instalaba persianas contra tormentas en medio de los vientos, dijo Chris Gosling, quien administra un servicio voluntario de ambulancias en la isla.

Los isleños han aprendido de tormentas pasadas a no correr riesgos.

"Las personas no se asustan demasiado. No hay nada que se pueda hacer. Si viene, viene y hay que hacer lo que se pueda", declaro Gosling, quien ha vivido 27 años en Eleuthera.

"Si los pronósticos son correctos tendremos algo de viento y lluvia, y regresará al mar", agregó

Se calcula que el ojo de la tormenta estará en su punto más cercano a tierra en Bahamas cerca de las 2 p.m. del jueves, pasando el este de San Salvador, dijo Greene.

Las autoridades ordenaron el cierre de las escuelas el miércoles al mediodía en sectores del este y el centro de las Bahamas.

Los meteorólogos esperaban que la tormenta pudiera llevar entre de 8 a 13 centímetros (3 a 5 pulgadas) de precipitación en el centro de Bahamas, incluyendo Long Island y Exuma. Se espera que los estragos sean mínimos en New Providence, donde está la capital Nassau, debido a que tendrá algunas tormentas de relámpagos y lluvias.

Las predicciones a largo plazo del Centro Nacional de Huracanes muestran que la tormenta podría acercarse a la costa Este de Estados Unidos sobre North Carolina la próxima semana.

"Los habitantes al norte de las Carolinas deberían prestar atención y dar seguimiento a la tormenta. No hay duda", dijo Eric Blake, especialista en el centro de huracanes.

"Es un buen momento para actualizar el calendario de huracanes si alguien lo tiene atrasado esta temporada", agregó.

El vórtice de la tormenta se encontraba la mañana del miércoles a 305 kilómetros (190 millas) al este-noroeste del centro de Bahamas y avanzaba al suroeste a 9 kmh (6 mph).

Mientras tanto, en el Pacífico, la tormenta tropical Marty se debilitó hasta convertirse en depresión tropical al alejarse de las costas mexicanas.

Sus vientos máximos sostenidos remitieron hasta unos 55 kph (35 mph) y se espera que siguieran descendiendo el miércoles o el jueves. El centro de la depresión estaba unos 185 kilómetros (115 millas) al oeste-suroeste de Zihuatanejo, México.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación