Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Huracán Gonzalo recupera fuerza camino de Bermudas

El gobierno dijo que cerraría el aeropuerto internacional de la isla el jueves por la noche, cuando se esperaban los primeros efectos de la tormenta

Imagen suministrada por el satélite GOES de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOOA) de la posición del huracán Gonzalo.

Imagen suministrada por el satélite GOES de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOOA) de la posición del huracán Gonzalo.

Imagen suministrada por el satélite GOES de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOOA) de la posición del huracán Gonzalo.

Los residentes del pequeño archipiélago británico de las Bermudas se apresuraban a pasar el cerrojo ante la llegada del huracán Gonzalo, que se dirige hacia ellos como un fuerte ciclón de categoría 4 apenas unos días después de que otra tormenta tropical dañara viviendas y derribara árboles y cables eléctricos.

El sistema registraba vientos sostenidos máximos de 230 kilómetros por hora (145 millas por hora) y tenía su vórtice a 655 kilómetros (415 millas) al sur-suroeste de Bermudas el jueves por la tarde. La tormenta avanzaba hacia el norte a 15 kilómetros por hora (nueve millas) hacia el archipiélago, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Miami.

Las condiciones de tormenta tropical deberían empezar el viernes por la mañana, y los meteorólogos dijeron que el centro de Gonzalo pasaría cerca de las Bermudas el viernes por la tarde y noche, desatando lo que sería fuertes vientos y una tormenta que pone vidas en riesgo.

El Servicio Meteorológico de Bermudas indicó que Gonzalo pasará a unos 46 kilómetros (29 millas) de la isla el viernes por la noche como una tormenta de categoría 3, lo suficientemente cerca para ser considerado un golpe directo.

"Este es un evento muy serio", dijo Dave Fox, un funcionario de asuntos públicos del gobierno de Bermudas, en una entrevista por teléfono.

El último huracán de gran magnitud en azotar Bermudas fue Fabián en 2003, una tormenta de categoría 3 que mató a cuatro personas. El último huracán de gran magnitud en tocar tierra en la cuenca del Atlántico fue Sandy en 2012, que tocó Cuba como una tormenta de categoría 3.

Fox dijo que el gobierno de Bermudas habilitó una escuela secundaria como refugio, pero espera que la mayoría de la gente permanezca en casa.

"Construimos para resistir huracanes", dijo. "Es parte del código de construcción".

El archipiélago, situado unos 1,400 km (850 m) al este del estado de Carolina del Sur, tiene uno de los ingresos per cápita más altos del mundo, y sus estrictas normas de urbanismo hacen a sus estructuras especialmente resistentes a las tormentas.

Kimberley Zuill, directora del Servicio Meteorológico de Bermudas, dijo en conferencia de prensa que la tormenta afectaría la isla durante 27 horas.

"El recorrido es similar al de Fabián, la duración es similar a la de Fabián", aseguró. "Si una propiedad estuvo expuesta y sufrió daños durante Fabián, sus habitantes deberían estar preparados para eso de nuevo".

En Bermudas se emitió una alerta por huracán y los meteorólogos indicaron que la tormenta podría causar importantes inundaciones en la isla, que tiene unos 103 kilómetros (64 millas) de costa y una superficie equivalente a un tercio de Washington D.C. Se esperaban lluvias de entre ocho y 15 centímetros (tres y seis pulgadas).

El gobierno dijo que cerraría el aeropuerto internacional de la isla el jueves por la noche, cuando se esperaban los primeros efectos de la tormenta tropical. Varias aerolíneas aumentaron el número de vuelos que salían de las Bermudas antes de la tormenta.

Los residentes de Bermudas ya estaban lidiando con los efectos de la tormenta Fay, que pasó el domingo por la zona.

Más de 1,000 hogares seguían sin electricidad y los propietarios trabajaban para reparar los tejados dañados. El gobierno convocó a 200 soldados del Regimiento de Bermuda para ayudar con las tareas de limpieza, en una isla de unos 70,000 habitantes.

Gonzalo pasó esta semana por la zona este del Caribe, cobrándose al menos una vida en el territorio holandés de San Martín. Dos personas seguían desaparecidas, una en San Martín y otra en San Bartolomé. Las fuertes mareas seguían afectando a zonas de las Islas Vírgenes, las costas norteñas de Puerto Rico y República Dominicana, y partes de las Bahamas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación