Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Huracán Arthur barrerá costa en Carolina del Norte

El ciclón ha incrementado su fuerza, mientras se desplazaba sobre la costa noreste de EE. UU.; miles resultarían afectados.

ESTADOS UNIDOS. El primer huracán de la temporada 2014 del Atlántico se fortalecía ayer y alcanzaría la categoría 2 antes de llegar a la costa de Carolina del Norte en Estados Unidos, donde miles de personas tuvieron que aplazar sus planes de vacaciones o fin de semana largo por órdenes de evacuación.

El huracán Arthur se encontraba 55 kilómetros al sur de Cape Fear (estado de Carolina del Norte) con vientos máximos de 150 kilómetros por hora (kph), dijeron meteorólogos estadounidenses y el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE. UU.

Los condados de la costa se encontraban en estado de alerta ya que el ojo de la tormenta llegaría anoche a la cadena de islas Outer Banks en Carolina de Norte.

Se esperaba que desde anoche se comenzaran a sentir los fuertes vientos que traerán lluvia y podrían inundar las zonas más bajas, causando interrupciones del servicio de electricidad, especialmente en la zona de los Outer Banks.

Arthur será el primer huracán en golpear a Estados Unidos desde que la súper tormenta Sandy devastó Nueva York y Nueva Jersey en octubre del 2012 y dejó daños estimados en unos 70,000 millones de dólares.

Tras impactar en las Outer Banks, Arthur debería dirigirse hacia el noreste y permanecer hoy en el mar mientras pierde fuerza, lo que no representaría riesgo alguno para la costa este de Estados Unidos, según meteorólogos.

"Las peores ráfagas del Arthur se quedarán mar adentro, pero algunos vientos fuertes afectarán la barrera de islas de Carolina del Norte", dijo Dan Kottlowski, experto en huracanes de la agencia climatológica AccuWeather.

Arthur no solo amenaza con sembrar el caos y aguar los planes de celebración al aire libre que miles de viajeros y residentes en la costa este del país habían preparado para el 4 de julio, Día de la Independencia, sino que generará muy peligrosas mareas y resacas en las zonas bajo alerta.

Turistas y algunos residentes atestaron embarcaciones y la única carretera de salida desde las islas Ocracoke y Hatteras, donde se llevaban a cabo evacuaciones voluntarias y obligatorias debido a que se espera que empeoren las condiciones climáticas.

—AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación