Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

guatemaltecos buscan a sus dos hijos

Los menores, de 10 y 7 años, han desaparecido en la red de albergues de inmigrantes.

RIALTO. Dos padres guatemaltecos, Ángel Rosales y Elba Marroquín, están viviendo la pesadilla que siempre quisieron evitar, desconocer dónde están dos de sus hijos, perdidos entre los centenares de menores indocumentados que fueron retenidos este mes por la Patrulla Fronteriza cuando trataban de ingresar a EE. UU.

"Me decía: 'Mami sácame de aquí, te lo suplico'". Ése fue el ruego que Elba escuchó de su hijo Ángel, de 10 años, el pasado 8 de junio, día en que un agente de Inmigración se comunicó con ellos para decirles que los dos menores estaban bajo custodia de las autoridades federales.

Desde entonces, Marroquín ha tratado de saber en qué albergue se encuentra Ángel y su hermana Dulce, de 7 años, pero los esfuerzos hasta ahora han sido en vano.

"He llamado al teléfono que me dió Inmigración, al consulado, a los albergues, ya tengo todos los números y nada, no encuentro ni una pista", dice.

Mientras los números del fenómeno migratorio aumentan, los Rosales no descartan que sus hijos hayan sido enviados a California. Los inmigrantes no se explican porqué niños, como sus hijos, que tienen identificación y los contactos de sus padres no son reunificados con mayor celeridad.

Otro de los temores que enfrentan estos padres guatemaltecos, es la posibilidad de que sus hijos hayan sido separados, situación que podría deprimir aún más a los hermanos, acostumbrados a estar juntos. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación