Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Guatemala Congreso decide martes sobre inmunidad presidente

"Se introdujo el trámite el sábado y mañana (lunes) se reunirán los jefes de bancada para determinar el orden del dí­a" dijo Luis Rabbé, del partido Lí­der y presidente del Congreso, a The Associated Press el domingo

Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala

El Pleno del Congreso de Guatemala decidirá el martes si retira la inmunidad al presidente Otto Pérez Molina, como ha recomendado una comisión legislativa, para que la justicia ordinaria lo investigue por corrupción, informó el presidente de la Cámara.

"Se introdujo el trámite el sábado y mañana (lunes) se reunirán los jefes de bancada para determinar el orden del dí­a" dijo Luis Rabbé, del partido Lí­der y presidente del Congreso, a The Associated Press el domingo antes de un mitin de Manuel Baldizón, candidato presidencial para las elecciones del 6 de septiembre.

Por ley, entre la convocatoria y la sesión tienen que pasar 24 horas, por lo que los diputados votarí­an sobre el tema el martes. Para retirar la inmunidad al presidente debe apoyar la petición dos tercios de los diputados, es decir 105 de los 158 que conforman la cámara.

"Manuel Baldizón ha llamado a retirarle la inmunidad al presidente. Son 62 diputados de lí­der, ocho ausentes, son 54 votos (para retirarle la inmunidad)", comentó Fridel de León, coordinador de comunicación del partido LIDER — que cuenta con el mayor número de diputados en el Congreso.

El sábado, la comisión parlamentaria que investiga al mandatario pidió por unanimidad de sus cinco miembros que el pleno se reuniera de "urgencia" y retirara la inmunidad a Pérez Molina porque "existen indicios racionales y suficientes sobre la comisión de uno o varios delitos", indicó uno de los diputados que la integran, Jorge Barrios.

La Fiscalí­a y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala habí­an solicitado a la Corte Suprema de Justicia iniciar los trámites de antejuicio contra Pérez Molina por considerar que existen indicios de una presunta participación suya en la red denominada "La Lí­nea", en la que funcionarios y particulares recibieron sobornos de empresarios con el fin de ayudarles a evadir impuestos, desfalcando así­ al fisco por millones de dólares.

De prosperar las denuncias, el presidente —que niega todos los cargos— podrí­a ser acusado de cohecho pasivo, asociación ilí­cita y defraudación tributaria.

El caso de corrupción ha indignado sobre manera a los guatemaltecos que llevan semanas lanzándose a las calles para pedir la renuncia del presidente.

La organización delictiva La Lí­nea asignaba las ganancias de los sobornos en forma proporcional al rango de la persona. El secretario privado de la vicepresidencia ejercí­a el control de la organización y, según escuchas telefónicas, varios miembros de la red de defraudación hací­an alusiones a "el 1", "el dueño de la finca", y que era a éste a quien se le hací­an llegar parte de los sobornos recaudados.

La fiscal Thelma Aldana dijo que, según esa evidencia, "hay altas probabilidades de que se refieran al señor presidente".
Pérez Molina, que concluye su mandato de cuatro años el 14 de enero de 2016, ha convocado a una conferencia de prensa para el lunes por la mañana.

Al menos 14 miembros de su gabinete —ministros, secretarios, comisionados y viceministros— han renunciado al cargo y hay un centenar de personas bajo investigación.

La exvicepresidenta Roxana Baldetti, que según las autoridades recibió sobornos de la red, se encuentra detenida en torno al caso. Baldetti renunció al cargo el 8 de marzo pero niega haber participado en los hechos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación