Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno de Maduro "ocupa" tienda venezolana de electrodomésticos

Las autoridades arrestaron a varios administradores de la cadena local Daka, que tiene 500 empleados, enviaron soldados a sus tiendas y obligaron a la compañía a comenzar a vender los productos a menores precios

Compradores esperaban afuera de la tienda de electrodomésticos para obtener productos

Compradores esperaban afuera de la tienda de electrodomésticos para obtener productos

Compradores esperaban afuera de la tienda de electrodomésticos para obtener productos

El Gobierno socialista del presidente venezolano Nicolás Maduro "ocupó" ayer una cadena de tiendas de equipos electrodomésticos, en un operativo contra lo que las autoridades ven como una ola de especulación en los precios que está afectando a la economía del país.

Las autoridades arrestaron a varios administradores de la cadena local Daka, que tiene 500 empleados, enviaron soldados a sus tiendas y obligaron a la compañía a comenzar a vender los productos a menores precios.

Tras escuchar las noticias, multitudes que buscaban electrodomésticos a precios mas bajos acudieron a las tiendas de Daka, e incluso se produjo un saqueo en una tienda de la empresa en la ciudad central de Valencia.

"La inflación nos está matando. No estoy seguro si esto es lo correcto, pero algo debía hacerse. Creo que es correcto hacer que la gente venda las cosas a precios justos", dijo Carlos Rangel, quien hacía fila junto a unas 500 personas a las puertas de una tienda de Daka en Caracas.

Maduro, que acusa a los empresarios ricos y a sus adversarios políticos de derecha de desatar una "guerra" en su contra, dijo que la ocupación de Daka era simplemente "la punta del iceberg" en una campaña en todo el país contra los especuladores.

Funcionarios del Gobierno fiscalizaron en la jornada al menos otras tres cadenas de tiendas de electrodomésticos y una de juguetes.

En un discurso el sábado por la tarde, el presidente condenó el saqueo a una tienda de Valencia, pero dijo que fue un incidente aislado y que los verdaderos delincuentes eran los empresarios inescrupulosos que explotan a los venezolanos con alzas de precios injustificadas.

"Los que han saqueado a Venezuela son ustedes, burgueses, parásitos", dijo Maduro acusando a Daka de subir los precios de algunos productos por encima del 1,000 por ciento del costo. El presidente se mostró particularmente asombrado por el precio de venta de una lavadora de ropa de 54,000 bolívares ($8.571 a la tasa de cambio oficial de 6.3 bolívares por dólar).

En un emblemático almacen de Daka en Caracas, los soldados ordenaban las filas de cientos de personas, haciendo listas para llamarlos uno a uno. Rangel había esperado toda la noche junto a otros familiares y esperaba poder comprar un televisor barato.

La medida, tomada tras semanas de advertencias de parte del Gobierno de una iniciativa previa a las fiestas de fin de año, recordó las radicales, y a menudo teatrales, privatizaciones realizadas durante los 14 años de Gobierno del predecesor de Maduro, Hugo Chávez.

Los críticos afirman que la desatada inflación de Venezuela -cuya tasa anual actual de 54 por ciento es la más elevada desde que Chávez asumió la presidencia en 1999- es producto de malos manejos económicos y al fracaso de la políticas socialistas, más que a minoristas inescrupulosos.

Distorsiones de precios

La oposición, que acusa a los excesivos controles del Gobierno y a la persecución contra el sector privado como culpables del desabastecimiento de productos básicos -desde papel higiénico, hasta harina- y por las distorsiones de precios y la corrupción causadas por un tipo de cambio en el mercado negro que es casi 10 veces más alto que el precio oficial.

"Es un show absurdo que han montado con Daka, y es un aviso no muy sutil a todos nosotros", dijo un empresario local, que importa artículos electrónicos y simpatiza con la oposición.

Bajo los controles de precios establecidos hace una década, el Estado vende un monto limitado de dólares a 6.3 bolívares, pero ante la escasez, algunos importadores acuden al mercado negro, donde los precios son casi diez veces más altos.

"Como a mi no me dejan comprar dólares a la tasa oficial de 6.3, tengo que comprar en el mercado negro a 60. Entonces, cómo quieren que venda las cosas a un precio donde salgo perdiendo", agregó el empresario, que pidió reserva de su nombre.

No fue posible contactar a ejecutivos de Daka.

Maduro agregó en su discurso televisado el sábado, que expertos en comunicaciones estaban bloqueando el acceso a varios portales de Internet usados para publicar el precio de los dólares en el mercado paralelo.

"Quedan fuera del aire(...) Estas páginas web sabotean la economía venezolana", exclamó, mientras era aplaudido por sus seguidores.

La economía es el tema principal dentro de las elecciones locales que se realizarán el mes próximo, el primer examen para Maduro en las encuestas tras su estrecha victoria contra el líder de la oposición Henrique Capriles en la elección presidencial de abril.

"En nuestra historia nunca hemos tenido alguien tan incapaz en Miraflores", escribió Capriles el sábado en su cuenta de Twitter, en referencia al palacio presidencial.

"Cada acción de Maduro es más destrucción de la economía y corren las inversiones a otros países", agregó el líder opositor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación