Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobernantes de Alba plantan al nuevo presidente de Irán

Rohaní tomó posesión ayer pero ningún presidente de latinoamérica asistió

El nuevo presidente de Irán, Hasan Rohaní, saluda a los asistentes después de tomar posesión del cargo ante el Parlamento en Teherán. foto edh /AP

El nuevo presidente de Irán, Hasan Rohaní, saluda a los asistentes después de tomar posesión del cargo ante el Parlamento en Teherán. foto edh /AP

El nuevo presidente de Irán, Hasan Rohaní, saluda a los asistentes después de tomar posesión del cargo ante el Parlamento en Teherán. foto edh /AP

Ningún presidente de América Latina asistió a la asunción del nuevo presidente de Irán, Hasan Rohaní, ni siquiera de los países aliados como Nicaragua, Cuba, Venezuela, Brasil y Ecuador, aunque sí enviaron a sus representantes a Teherán.

De Nicaragua estuvo el vicepresidente, Moisés Omar Halleslevens, y de Cuba, el vicepresidente Ricardo Cabrisas, quienes asistieron a la toma de posesión a la que fueron invitados los mandatarios de todos los países del mundo, salvo Estados Unidos e Israel, según el Gobierno iraní.

También estuvo entre los invitados el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, y los cancilleres de Brasil, Antonio Patriota, y de Ecuador, Ricardo Patiño.

El que no envió ni siquiera representante fue Bolivia, país que también se considera aliado de Irán. Tampoco Argentina envió delegados a Teherán para el traspaso presidencial.

Mientras los aliados del expresidente iraní Mahmud Ahmadineyad dejaron plantado a Rohaní, el nuevo mandatario de Irán expresó que quiere estrechar los lazos con América Latina como lo hizo su antecesor.

Rohaní se entrevistó ayer en Teherán con el vicepresidente cubano, a quien expresó el deseo de su país de ampliar los lazos con Latinoamérica, y "especialmente con Cuba", dijo la agencia estudiantil de noticias iraní, Isna.

Durante su conversación con Cabrisas, Rohaní hizo referencia a los lazos económicos entre Irán y Cuba a los que los calificó de "importantes".

Irán inició durante el mandato de Ahmadineyad, y en medio de la polémica por su programa nuclear, un acercamiento a Latinoamérica que dio resultado sobre todo en los países de la Alianza Bolivariana (Alba), pero también en Argentina y Brasil, para preocupación de Estados Unidos que tiene a Irán en su lista de países patrocinadores del terrorismo.

Ahmadineyad tuvo como aliado en la región al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, al que calificaba como su "amigo" y en cuyo funeral en Caracas estuvo en marzo pasado.

De igual manera el Gobierno de Nicolás Maduro, que sucedió a Chávez, ha ratificado su interés por intensificar las relaciones con Irán; sin embargo, prefirió enviar al presidente de la Asamblea.

Irán, que hasta ha creado un canal de televisión por satélite en español, HispanTV, ha dicho en repetidas ocasiones que estrechar los lazos con América Latina es una prioridad en su política exterior.

Quiere diálogo

Hasan Rohaní, quien tomó juramento ayer ante el Parlamento, dijo en su discurso que "la única solución con nuestro país es el diálogo, no las sanciones".

Horas más tarde EE. UU. planteaba endurecer aún más las sanciones a Irán, según publican periódicos españoles (leer nota aparte).

El nuevo mandatario iraní destacó que "el pueblo votó por la moderación..." y no por el "extremismo" con el que gobernó Ahmadineyad.

También anunció su gabinete de gobierno y aseguró que habrá ministros procedentes de todo el espectro político.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación