Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En Francia: "Sí, estamos en guerra contra el yihadismo"

Primer ministro francés anuncia medidas contra el terrorismo

Los paquetes del próximo número del semanario Charlie Hebdo, en el centro de distribución en Nantes, Francia. foto edh / efe

Los paquetes del próximo número del semanario Charlie Hebdo, en el centro de distribución en Nantes, Francia. foto edh / efe

Los paquetes del próximo número del semanario Charlie Hebdo, en el centro de distribución en Nantes, Francia. foto edh / efe

PARÍS. El primer ministro francés, Manuel Valls, pronunció ayer en la Asamblea Nacional un enérgico discurso en el que dejó clara la determinación de Francia para hacer frente a la amenaza terrorista. "Sí. Francia está en guerra contra el terrorismo, el yihadismo y el islamismo radical. No lo está contra el islam", dijo.

Valls anunció un paquete de "medidas excepcionales" para hacer frente a la oleada de ataques yihadistas en Francia.

Precisó que París actuará en todo momento con el máximo respeto al "derecho, a los valores y a las libertades democráticas".

El acto lo abrió el presidente de la Asamblea, el socialista Claude Bartolone, con la lectura de los 17 nombres de las víctimas de los ataques de la pasada semana en París. Los parlamentarios se pusieron de pie y cantaron La Marsellesa.

Valls advirtió que los riesgos de que se produzcan nuevos atentados son "serios y elevados", dado que siguen en libertad los cómplices de los tres yihadistas abatidos la semana pasada.

Con respecto a Internet y las redes, el primer ministro insistió en que cada vez son más utilizadas para el "adoctrinamiento" y "la captación" de futuros yihadistas, así como para difusión de "mensajes de odio". También para que los terroristas contacten entre ellos "y para la adquisición de técnicas que luego les permiten pasar a la acción".

Por todo ello, anunció que, en el plazo de ocho días, los ministros de Interior y de Justicia presentarán iniciativas al respecto. Con el mismo objetivo, los servicios de información contarán con más sistemas técnicos "y con todos los medios jurídicos adecuados para cumplir su misión".

Las unidades antiterroristas serán reforzadas con al menos 400 nuevos miembros, sobre todo informáticos, analistas, investigadores y traductores, porque en estos momentos corren el riesgo de verse "desbordados" debido al incremento de yihadistas franceses. Valls recordó que al menos 1.250 han ido a Siria e Iraq.

Anunció que los servicios policiales y judiciales contarán con un listado actualizado de los detenidos por actividades islamistas radicales, que serán obligados a comunicar sus domicilios.

Valls insistió en la necesidad de que los presos por delitos yihadistas estén en celdas aisladas. La administración penitenciaria tendrá nuevas competencias para controlar la actividad de los presos, una vez demostrado que las cárceles se han convertido en uno de los principales lugares de adoctrinamiento y radicalización.

Además, el Gobierno pretende intensificar la vigilancia sobre barrios de grandes ciudades en los que, desde hace años, se ha registrado un intenso tráfico de armas.

Critican a Charlie Hebdo

La principal autoridad religiosa musulmana de Egipto criticó ayer que el semanario satírico francés "Charlie Hebdo" vuelva a publicar "caricaturas ofensivas" del profeta Mahoma en su edición.

La institución "Dar al Iftá" o Casa de las Fetuas advirtió de que este hecho supone "una provocación injustificada de los sentimientos de los musulmanes en todo el mundo, que respetan y aman a su profeta".

El abogado de la revista Richard Malka explicó el lunes que el próximo número del "Charlie Hebdo" -que sale a la venta hoy por primera vez tras el atentado del 7 de enero- incluye caricaturas de Mahoma.

En su portada, ya difundida, aparece la caricatura del profeta llorando y sosteniendo un cartel de "Yo soy Charlie" -el lema solidario popularizado tras el atentado- bajo el título "Está todo perdonado".

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación