Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Francia confirma que participaron nueve terroristas en ataque

Fuerzas de seguridad francesas aseguran que obtuvieron la información al analizar un video de cámara de vigilancia.

ctv-4fa-file-eb18905a-56e4-9fb2-6fef-1ae41c5892f3

Investigadores franceses confirmaron la participación de una novena persona en la cadena de atentados de París, a partir de unas imágenes de vídeo que muestran a tres hombres a bordo del vehículo Seat utilizado para cometer varios tiroteos.

Fuentes judiciales aseguraron que «había tres hombres en el Seat negro utilizado para disparar en bares y restaurantes». Dos de ellos serían los hermanos Salah y Brahim Abdelsam, aunque la tercera persona aún no ha sido identificada.

Brahim Abdelsam se inmoló en uno de los lugares de los ataques, mientras que Salah habría huido a Bélgica y es prófugo. Otro de sus hermanos le ha solicitado públicamente que se entregue.

Contando a los hermanos Abdelsam, hasta ahora han sido identificados cinco terroristas, todos ellos de nacionalidad francesa. También figuran como autores Samy Amimour, de 28 años; Omar Ismail Mostefai, de 29, y Bilal Hadfi, de 20.

Por otra parte, tres de los terroristas no han sido identificados: uno de los autores del ataque contra la sala de conciertos Bataclan, muerto en el asalto policial; y dos de los kamikazes junto al Estadio de Francia, a uno de los cuales se le encontró un pasaporte sirio. La Policía francesa ha solicitado la colaboración ciudadana para identificar a uno de los terroristas del estadio y publicó una fotografía para tratar de averiguar su identidad y posibles movimientos.

Extienden estado de emergencia
El Gobierno francés anunció ayer que ha ampliado a los territorios de ultramar el estado de emergencia, que el viernes por la noche se decretó en la zona metropolitana tras la oleada de atentados terroristas en la capital. Esa medida, según un comunicado de la ministra de Ultramar, George Pau-Langevin, se justifica “por una necesidad de coherencia y de refuerzo del dispositivo de seguridad, en un momento en que el estado de emergencia se contempla a largo plazo y se prolongará tres meses mediante una ley sometida al Parlamento”. 

En concreto, la medida se aplica a Guadalupe, Guayana, Martinica, Mayotte, La Reunión, Saint Barthelemy y Saint Martin, pero en sus territorios del Pacífico y en Saint-Pierre-et-Miquelon, “por sus especificidades geográficas”, se mantiene el plan antiterrorista Vigipirate en su nivel reforzado. 

El estado de emergencia, de 12 días de duración, permite a las autoridades civiles, entre otros puntos, prohibir la circulación de personas y establecer zonas de seguridad, vetar manifestaciones, ordenar la entrega de armas o de municiones o registrar domicilios “de día como de noche”. 

El actual texto, en vigor desde 1955, establece que puede declararse en todo el territorio o en parte en caso de peligro “inminente” por alteraciones graves contra el orden público, ante acontecimientos que por su naturaleza o gravedad “puedan presentar un carácter de calamidad pública”. 

Terroristas temen ola de ataques
Los guerrilleros del Estado Islámico están reforzando sus defensas ante un posible ataque en su capital de facto, Al Raqa, mientras los ataques aéreos se intensifican en la ciudad siria en represalia por los atentados en París. Los combatientes se están escondiendo en vecindarios civiles e impiden a cualquiera huir, dijeron activistas.

Activistas de Al Raqa dicen que los aproximadamente 350.000 habitantes en esta ciudad del norte de Siria son presa del miedo, estremecidos por poderosos bombardeos de Rusia y Francia que sacuden la ciudad a diario, y están preocupados por hallarse atrapados sin tener a donde ir en medio de señales de una amenaza de invasión terrestre por parte de los curdos aliados de Estados Unidos y las fuerzas árabes en Siria.

Durante meses, esas fuerzas han avanzado gradualmente hacia Al Raqa con el respaldo de bombardeos liderados por Estados Unidos, capturando poblaciones controladas por el EI al norte y oriente de la ciudad. Después de que el Estado Islámico se adjudicara la responsabilidad de la masacre del viernes en la que murieron 129 personas en París, hay llamados para que se actúe aún con más fuerza en Siria con el fin de combatir a los extremistas.

Autoridades del servicio de inteligencia iraquí dijeron esta semana que la operación fue planeada en Al Raqa, donde los agresores fueron entrenados específicamente para esta operación con la intención de enviarlos a Francia. Los atentados parisinos ocurrieron poco después de que el grupo EI se adjudicara el derribo de un avión ruso en Egipto y los ataques suicidas con bombas en Líbano y Turquía.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, insinuó el martes que Al Raqa sería el nuevo enfoque de los ataques. 

“Mi sensación es que todo el mundo entiende que con los ataques en Líbano, con lo que sucedió en Egipto, con Ankara, Turquía, con los atentados de ahora en París, tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para golpearlos en el núcleo desde donde están planeando estas cosas”, declaró el martes luego de su encuentro con el presidente francés Francois Hollande. Pero los extremistas se apertrechan para dificultar cualquier potencial de Occidente. 

La ciudad, la cual han tenido bajo control desde principios de 2014, se encuentra a orillas del río Éufrates en una intersección de las principales rutas desde todas las direcciones, la mayoría a través de zonas agrícolas atravesadas por canales y afluentes del río. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación