Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Francia se blinda para salir a protestar contra el terrorismo

Líderes europeos participarán hoy en una marcha masiva de condena en París

Soldados franceses patrullan junto a la Torre Eiffel ayer en París, en la víspera de la marcha multitudinaria de hoy, en repuesta al terrorismo que ha asediado al país durante tres días. foto edh / EFE.

Soldados franceses patrullan junto a la Torre Eiffel en París, tras los atentados de terrorismo que ha asediado al país durante tres días. foto edh / EFE. | Foto por EFE

Soldados franceses patrullan junto a la Torre Eiffel en París, tras los atentados de terrorismo que ha asediado al país durante tres días. foto edh / EFE.

PARÍS. El Gobierno francés reforzó ayer aún más el dispositivo de protección antiterrorista, en una jornada en la que 700,000 personas se echaron a la calle en todo el país en homenaje a las víctimas de los atentados yihadistas de esta semana y como antesala de la gran manifestación convocada para hoy en París.

El presidente francés, François Hollande, autorizó el despliegue adicional de 320 militares para proteger ciertas instituciones y lugares de culto, y mantuvo en su máximo nivel, en la región parisina, el plan antiterrorista Vigipirate, que incrementa la vigilancia de las principales infraestructuras.

La decisión se tomó en la quinta reunión de crisis, celebrada por el Ejecutivo desde el atentado del miércoles contra la revista "Charlie Hebdo", que causó 12 muertos, el asesinato de una policía municipal el jueves en París y la doble toma de rehenes el viernes, que acabó con la muerte de cuatro personas y de los tres secuestradores.

Asimismo, miembros destacados del Gobierno francés se reunieron ayer para tomar nuevas medidas dirigidas a evitar una repetición de los atentados en París que culminaron en una matanza de 17 víctimas, además de los tres terroristas.

Las fuerzas de seguridad han detenido ya a 13 personas vinculadas con esos hechos y buscan a nuevos cómplices de los autores, entre ellas se persigue a Hayat Boumeddiene, de 26 años, compañera sentimental del islamista radical Amedy Coulibaly, el yihadista secuestró el viernes a una quincena de personas en un supermercado de París.

Aunque las autoridades han emitido una orden de busca y captura contra la joven, los medios franceses han filtrado las sospechas de que se encontraba en Turquía en el momento de los hechos y de que desde ese país habría pasado a Siria (leer nota aparte).

Los ataques, según afirmó ayer el primer ministro francés, Manuel Valls, golpearon algunos de los símbolos de Francia, como la libertad de expresión y la tolerancia, y la "mejor respuesta" de la ciudadanía es la unidad nacional y la movilización.

Esas dos premisas marcan la marcha masiva convocada para hoy en la capital francesa, que encabezará Hollande y estará secundada por numerosos dirigentes extranjeros, como la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro británico, David Cameron.

También asistirán los reyes Abdalá II y Rania de Jordania, los presidentes de Gobierno de Bélgica, Charles Michel; de Holanda, Mark Rutte, y de Luxemburgo, Xavier Bettel.

Irán el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el presidente de la Comisión Europea (UE), Jean-Claude Juncker, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, y el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

Acudirán los ministros de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Abdallah ben Zayed Al-Nahyane; de Marruecos, Salahedín Mezuar, y de Israel, Avigdor Lieberman, además del fiscal general de EE. UU., Eric Holder, y ocho jefes de Estado africanos.

La llamada "marcha republicana", en la que se espera a centenares de miles de personas, movilizará a más de 2,000 policías y 1,350 militares para garantizar la seguridad de los asistentes, un despliegue "excepcional" para una protesta de la que no hay precedentes en Francia.

Francotiradores en los tejados, 150 policías de civil para proteger a los jefes de Estado o de Gobierno, 56 equipos motociclistas o 24 unidades de fuerzas móviles dan idea de la dimensión de la cita, precedida ayer por protestas en todo el país en las que miles de personas marcharon desde Toulouse, en el sur, hasta Rennes, en el occidente, para rendir homenaje a las 17 víctimas de tres atacantes, tres días después de la matanza en el semanario "Charlie Hebdo".

Las marchas, que transcurrieron en gran parte en silencio y con mensajes de solidaridad como el popular "Yo soy Charlie", reflejaron, según Valls, el "grito de amor por la libertad y la tolerancia" que el Gobierno espera se repita hoy.

"El terrorismo quiere dividirnos. La movilización de los franceses es la respuesta más bella", insistió Valls. El Gobierno francés instó ayer a la nación a permanecer vigilante. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación