Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscales de Brasil investigan al jefe de gabinete de Dilma Rousseff

La Fiscalía sospecha que favoreció a una serie de empresas constructoras, las cuales hicieron donativos al partido del funcionario.

Brasil

Jaques Wagner es investigado por fiscales brasileños. Sospechan que habría favorecido a empresas constructoras que hicieron donativos al Partido de los Trabajadores. | Foto por EDH

Jaques Wagner es investigado por fiscales brasileños. Sospechan que habría favorecido a empresas constructoras que hicieron donativos al Partido de los Trabajadores.

BRASILIA. Fiscales de Brasil investigan los mensajes de texto enviados por un empresario, con los cuales se podría demostrar que Jacques Wagner, jefe de gabinete de la presidenta de ese país, Dilma Rousseff, habría favorecido varias empresas constructoras que hicieron donativos al partido del funcionario cuando era gobernador estatal, según reportes de autoridades.

Hay además otros mensajes del mismo empresario que podrían indicar que Aldemir Bendine, presidente ejecutivo de la compañía estatal Petrobras, estuvo involucrado en una trama de obligaciones de deuda presuntamente al margen de la ley con la firma de ingeniería OAS, cuando presidía el estatal Banco do Brasil.

Fiscales federales analizan en Brasilia los grupos de mensajes. Ni los fiscales y la Policía han acusado a Bendine o el jefe de gabinete de Rousseff, Jacques Wagner, que era gobernador del estado de Bahia cuando fueron enviados los mensajes.

El mayor escándalo de corrupción de Brasil se centra en una trama de sobornos que implicó a decenas de constructoras, a Petrobras y otras compañías estatales, así como a partidos y a políticos, muchos de ello alineados con el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff.

De acuerdo con las autoridades, con los mensajes se parece negociar donaciones a la campaña del candidato del PT a la alcaldía de Salvador en 2012, a cambio de favores de Wagner, entre ellos pedir al ministro de Transporte la liberación de fondos para proyectos a ejecutar en 2014. 

Pinheiro cumple condena de 16 años de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

En los textos se menciona a Bendine, que fueron enviados por Pinheiro a tanto otros ejecutivos y como al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, que fue acusado formalmente de aceptar sobornos de contratos de Petrobras. OAS es sospechosa de pagar sobornos a políticos, incluido Cunha, a cambio de inversiones de bancos estatales y fondos de pensiones.

La oficina del fiscal federal declinó referirse a las informaciones, mientras que el despacho de la presidenta y de su jefe de gabinete no respondieron a los pedidos para comentar el asunto. Tampoco respondió Petrobras.

Lula declara ante la Policía Federal
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva declaró ayer voluntariamente, sin estar en condición de investigado o testigo, ante la Policía Federal para esclarecer sobre medidas provisionales emitidas durante su Gobierno (2003-2011) y que supuestamente favorecieron empresas del sector automotor. 

Según un comunicado del Instituto Lula, él aclaró ante el comisario Marlon Cajado que las medidas en cuestión fueron promulgadas en su Gobierno para “promover el desarrollo de las regiones norte, noreste y centro-oeste sin favorecer a algún sector específico”. 

El pasado lunes, Lula y otras once personas fueron intimados por la Justicia brasileña para que declaren como testigos de defensa del empresario Alexandre Paes dos Santos, quien es uno de los 16 que han sido acusados de cometer crímenes fiscales para favorecer a varias empresas multinacionales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación