Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En Venezuela

Falta harina, aceite, leche y crecen colas en supermercados

En varias ciudades decenas hicieron fila para poder comprar comida y artículos primarios

Decenas hacen largas filas para poder comprar un cilindro de gas, ayer, en un punto de distribución de PDVSA en San Cristóbal, capital de Táchira. foto EDH

Decenas hacen largas filas para poder comprar un cilindro de gas, ayer, en un punto de distribución de PDVSA en San Cristóbal, capital de Táchira. foto EDH

Decenas hacen largas filas para poder comprar un cilindro de gas, ayer, en un punto de distribución de PDVSA en San Cristóbal, capital de Táchira. foto EDH

CARACAS. "Esto no debería seguir así", dijo a la agencia AP el ingeniero Armando Rodríguez, quien acompañado por su esposa y sus hijos de cinco meses y cuatro años hizo fila durante cuatro horas para comprar dos pollos que, como la harina de maíz, el aceite y el papel higiénico, se cuentan entre los productos básicos más escasos.

La escena se repetía en el municipio San Diego, en Carabobo, donde se podían ver largas filas de personas intentando comprar pollo en cantidades limitadas, hasta dos por familia, en un operativo organizado por el alcalde local.

El régimen de Venezuela implementó un plan de restricción de alimentos básicos por persona a una vez a la semana. Además, los usuarios deberán registrarse con nombre, apellido y cédula de identidad en las bodegas comercializadoras.

El plan comenzó a aplicarse el 10 de febrero en un establecimiento de la Torre Diana en Caracas, y se ha ido extendiendo a otros establecimientos como una medida para evitar la escasez de alimentos.

Con este plan se puede adquirir un máximo de 4 kilos de azúcar, leche, café y harina. También hay restricciones en productos como mantequilla, pollo, carne, detergentes, papel higiénico y artículos de cuidado personal.

Iraida Badacchino, abogada de profesión, aseguró, mientras esperaba su turno para comprar pollo, que "si antes mis hijas se comían dos arepas (tortillas), hoy les digo que solo se pueden comer una".

Actualmente, Venezuela enfrenta un escenario de desabasto de papel para los diarios impresos, de insulina en los hospitales, y de productos básicos regulados por el Gobierno.

Esta es la herencia del régimen que dejó Hugo Chávez, cuya muerte se produjo hace un año, rodeada de secretismo.

"Voté por (Hugo) Chávez la primera vez (en 1998) porque él era nuestra esperanza", pero luego "todo fracasó", dijo Héctor Romero, un chofer del transporte colectivo de 46 años que trabaja en las rutas de La Isabelica. Explicó que debido a su decepción con el gobierno chavista, en las elecciones de 2013 votó por el opositor Henrique Capriles.

Uno de los factores más importantes es la crisis económica que azota a la nación, pues alcanza índices de 56.3 % de inflación (la más alta del Continente); 28 % de escasez en productos básicos como la leche, aceite, papel higiénico y café. Y es que como lo informó el Banco Central de Venezuela, el índice de escasez pasó del 16 % en 2012 a 22 % en 2013 y a 28% en enero de este año.

La falta de divisas ha llevado a plantas importantes como la distribuidora de la Toyota para Latinoamérica o General Motors a suspender operaciones, porque no tienen dólares con los que puedan comprar partes y repuestos para ensamblar automóviles.

La falta de divisas impide que los distribuidores puedan pagarle a sus proveedores, lo cual genera desabastecimiento, aunque el régimen acusa a los empresarios de promover el "acaparamiento".

En la ciudad de San Cristóbal, capital de Táchira, decenas de personas hicieron largas filas para poder comprar comida y artículos de primera necesidad en un supermercado.

En esa zona se han registrado violentos enfrentamientos contra la policía, los manifestantes seguían bloqueando las calles y también se reportaron saqueos a comercios.

Nicolás Maduro, quien ha culpado a los grupos de manifestantes de la escasez de alimentos por no dejar pasar a los camiones distribuidores, afirmó ayer que resolverá ese problema. "Hablando del tema del abastecimiento, lo vamos a resolver, está en curso resolverlo", dijo Maduro.

Y luego admitió: "Ahorita en San Cristóbal hay unas llamadas súpercolas para comprar productos porque se ha desabastecido gravemente el Táchira".

Más testimonios

También tres políticos venezolanos de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) que visitaron El Salvador relataron la odisea de sus compatriotas para conseguir no solo comida, sino productos de higiene personal.

"El venezolano hace más de dos meses que no ve leche por ninguna parte, que no hay papel higiénico, harina, jabón, champú, desodorante...", contó a El Diario de Hoy el diputado de la Asamblea Nacional, Abelardo Díaz, quien junto a Nelson Villavicencio y Lawrence Castro estuvieron en San Salvador para describir la actual realidad venezolana.

Díaz enfatizó que la escacez "no es un invento de la oposición", sino que es un problema cotidiano para los venezolanos, quienes además enfrentan "trabas" para adquirir dólares, lo cual frena la importación de productos.

Otra piedra en el zapato

La inseguridad es otro de los detonantes de las protestas contra Maduro, quien intentó acallar las críticas con un plan de seguridad, pero fue cuando surgieron las demandas estudiantiles exigiendo soluciones a ese flagelo.

El rechazo a la respuesta que el Gobierno dio a los manifestantes en el oeste del país terminó explotando el 12 de febrero. Ese día una marcha estudiantil y opositora terminó con tres muertos, homicidios por los que hay detenidos ocho agentes del Servicio de Inteligencia (Sebin), y fue la espoleta para las protestas que se han extendido durante las últimas tres semanas.

Además, el Gobierno tomó la decisión de culpar al dirigente opositor Leopoldo López de esos incidentes, asegurando que hay un golpe de Estado en marcha, y el político fue detenido y llevado a una prisión militar, donde permanece desde el pasado 18 de febrero, tras entregarse a las autoridades.

Las protestas surgieron en demanda de seguridad y también de soluciones a una economía que ha ido sufriendo el "deterioro" que dejó Chávez por una "visión radical del manejo del país, de la ausencia de negociaciones", señaló el presidente de Datanálisis, el economista Luis Vicente León.

Pero para León "el deterioro del último año no es solo culpa de la inercia del gobierno chavista; hay una cuota parte muy importante del mal manejo del gobierno de Maduro en todo esto". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación