Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Evo no quiere sitios con el nombre de Cristóbal Colón

En un acto con indígenas, el gobernante tildó de "invasor" y "saqueador" al descubridor genovés

El gobernante Evo Morales ha insistido desde hace tiempo en cambiar los nombres de calles, plazas, pueblos o escuelas que llevan nombres europeos. foto edh / archivo

El gobernante Evo Morales ha insistido desde hace tiempo en cambiar los nombres de calles, plazas, pueblos o escuelas que llevan nombres europeos. foto edh / archivo

El gobernante Evo Morales ha insistido desde hace tiempo en cambiar los nombres de calles, plazas, pueblos o escuelas que llevan nombres europeos. foto edh / archivo

LA PAZ. El gobernante de Bolivia, Evo Morales, se queja de que algunas plazas en ciudades de su país aún lleven el nombre de Cristóbal Colón, a quien tildó de "invasor" y "saqueador", y pidió nuevamente el cambio de denominación de estos espacios públicos.

Él ha criticado varias veces que escuelas, provincias, calles, plazas y pueblos lleven aún nombres europeos y ha pedido insistentemente a las autoridades regionales y municipales cambiarlos por los de líderes indígenas.

"Todavía en algunas ciudades tenemos plaza Colón. ¿Cómo puede ser plaza Colón? (Él era un) invasor, saqueador que nos ha traído otra forma de vivencia, saquearnos para dejarnos en la pobreza", dijo Evo en un acto con indígenas de la región amazónica de Beni (Nordeste), fronteriza con Brasil.

El asunto salió a colación debido a que la comunidad indígena donde se realizó el acto se llama Argentina y, según dijo el gobernante, le explicaron que el lugar lleva ese nombre porque allí vivió un ciudadano del país vecino.

"(Entonces)] yo me vendré acá a vivir y a partir de ese momento no se va a llamar Argentina sino Orinoca (el nombre de su pueblo natal). Mi pedido es por qué no recuperar un nombre originario de esta zona", indicó Morales.

Anteriormente, el gobernante ya ha propuesto realizar una investigación histórica para modificar los nombres de departamentos, municipios, regiones y otros lugares que contengan una "herencia colonial" en su denominación.

En marzo, pidió que los corregidores de su país lleven otro nombre para "descolonizarse", porque, según dijo, este término fue impuesto desde España, durante la colonia, para "corregir" a los indígenas.

"Siento que hay que revisar parte de nuestra historia, la geografía y recuperar los nombres (...) Sería importante hacer una pequeña reflexión sobre el nombre de algunas comunidades que tenemos en algunos lugares", ha insistido.

El reloj del sur

Empeñado en "recuperar la identidad nacional", en junio pasado, el oficialismo colocó en el Congreso un reloj cuyas agujas corren al revés. "Según los pueblos originarios, los relojes deben girar a la izquierda", explicó el canciller David Choquehuanca.

Con esta idea quieren concienciar a los ciudadanos de que Bolivia es una nación del sur y no del norte, por lo que la forma de registrar el tiempo en los relojes debe ser diferente, al igual que lo son el solsticio y el equinoccio en ambos hemisferios.

El vicepresidente Álvaro García no descartó la posibilidad de que todos los relojes de instituciones públicas sean modificados. Las autoridades municipales ya anticiparon su rechazo.

Es una señal de que "las cosas van marcha atrás", argumento el líder de la oposición centroderechista Samuel Doria Medina, principal contendor de Evo para las elecciones de octubre en las que busca su segunda relección.

Evo impulsa reformas "descolonizadoras" y de rescate cultural, pero ha sido criticado por usar la cultura con fines políticos. Reformó el currículo educativo, dio a las creencias andinas la misma categoría que al catolicismo —la fe mayoritaria de los bolivianos— y declaró a la coca patrimonio cultural. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación