Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Evo admite que corrupción causó derrota electoral

La oposición en Bolivia ganó importantes bastiones del partido izquierdista, entre ellos la capital (La Paz), lo cual es un revés para Evo Morales.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ayer durante la inauguración de una escuela en La Paz. foto edh / EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ayer durante la inauguración de una escuela en La Paz. foto edh / EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ayer durante la inauguración de una escuela en La Paz. foto edh / EFE

LA PAZ. El presidente Evo Morales admitió ayer que las denuncias de corrupción influyeron en la derrota que sufrió su partido en las elecciones de gobernadores y alcaldes en las que la oposición arrebató plazas clave al gobernante Movimiento al Socialismo, según resultados no oficiales.

"Me duele que hayamos perdido en La Paz. Hubo acusaciones fuertes de corrupción y si hubo voto castigo, felicito al pueblo paceño... pero el MAS (Movimiento al Socialismo) no ha caído, sigue siendo el partido más grande", dijo al evaluar los comicios del domingo. Matizó que "la derecha sigue agonizando, cuando hayan resultados oficiales veremos quién es quién pero seguimos mejorando y avanzando".

Aunque recién se conocerán los resultados oficiales en siete días, cuando concluya el recuento manual, los conteos rápidos de la televisión y la prensa coinciden en que la oposición fue la gran vencedora seis meses después de que Morales ganó un tercer mandato con 6 % de los votos.

Pugnas internas, imposición de candidatos, denuncias de corrupción e ineficiencia en los gobiernos locales determinaron la derrota del oficialismo, coincidieron varios analistas.

La oposición venció en las tres regiones más grandes del país: La Paz, Santa Cruz y Cochabamba. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación