Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU.: El Estado Islámico es un cáncer a extirpar

El FBI cree que el video publicado en internet de la decapitación del periodista estadounidens es auténtico

Captura del video difundido por los yihadistas en la que se ve al periodista James Foley (izq.) junto al terrorista que lo decapitó. Foto EDH / ap

Captura del video difundido por los yihadistas en la que se ve al periodista James Foley (izq.) junto al terrorista que lo decapitó. Foto EDH / ap

Captura del video difundido por los yihadistas en la que se ve al periodista James Foley (izq.) junto al terrorista que lo decapitó. Foto EDH / ap

WASHINGTON. Estados Unidos se mantuvo firme ayer en su decisión de luchar contra militantes del Estado Islámico (EI) que decapitaron a un periodista estadounidense en Iraq, y prometió continuar atacando al grupo a pesar de las amenazas de matar a otro rehén estadounidense.

El FBI cree que el video publicado en internet por el EI de la decapitación del periodista estadounidense James Foley, desaparecido desde noviembre de 2012 tras secuestrado en Siria, es auténtico, según informó el portal GlobalPost.

El presidente Barack Obama calificó al grupo como un "cáncer" que amenaza a toda la región, que se debe "extirpar", con la ayuda de los Gobiernos de toda la región.

Mientras Washington sopesaba el envío de hasta 300 efectivos más para proteger intereses estadounidenses en Bagdad.

"Nos mantendremos vigilantes y seremos implacables", dijo Obama mientras el ejército de EE. UU. seguía adelante con el bombardeo de más objetivos del EI en Iraq.

La ejecución del periodista recibió la condena internacional, y los países de Occidente respondieron con planes adicionales para responder a la amenaza que representa el EI.

Alemania anunció que daría armas a los curdos que combaten con los insurgentes. El Ministerio de Defensa de Italia indicó que espera contribuir con ametralladoras, municiones y cohetes antitanques. El ministro del Exterior francés, Laurent Fabius, dijo que el asesinato mostró el verdadero rostro de este "califato de barbarie".

Operación sin éxito

Mientras, el Departamento de Defensa informó ayer que EE. UU. lanzó recientemente en Siria una operación para liberar a los rehenes estadounidenses en manos del EI, que no tuvo éxito .

"Se trató de una operación por tierra y aire y estuvo enfocada en una red particular del EI. Desafortunadamente, la misión no tuvo éxito porque los rehenes no estaban en ese lugar -en el que la Inteligencia estadounidense pensaba que se encontraban", explicó en un comunicado el portavoz del Pentágono, el contralmirante John Kirby.

Ni el Pentágono ni la Casa Blanca han confirmado oficialmente si Foley formaba parte del grupo de rehenes que se trató de liberar, cuyo número tampoco precisan.

Los diarios The New York Times y The Washington Post afirman, sin embargo, con base en fuentes del Gobierno de Obama autorizadas a hablar bajo condición de anonimato, que el fallecido periodista sí era uno de los objetivos de la operación de rescate, que fue autorizada después de que los servicios de inteligencia interrogaran a media docena de "rehenes occidentales" liberados por los yihadistas.

—AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación