Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. está observando uso de "mano dura" contra la oposición en Venezuela

El mandatario estadounidense evitó responder si reconoce la legitimidad del presidente venezolano Nicolás Maduro.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), escucha a la mandataria de Costa Rica, Laura Chinchilla (d), en una rueda de prensa conjunta ayer en San José. Foto EDH / efe

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), escucha a la mandataria de Costa Rica, Laura Chinchilla (d), en una rueda de prensa conjunta ayer en San José....

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (i), escucha a la mandataria de Costa Rica, Laura Chinchilla (d), en una rueda de prensa conjunta ayer en San José. Foto EDH / efe

SAN JOSÉ. Estados Unidos está observando el uso de "mano dura contra la oposición" en Venezuela, dijo el presidente Barack Obama en una entrevista en televisión transmitida ayer cuando se le preguntó si considera que el recientemente electo Nicolás Maduro es el presidente legítimo del país.

Maduro, quien fue electo en abril por un estrecho margen, acusó previamente este año a Estados Unidos de que planeaba matar al líder opositor Henrique Capriles para generar caos y provocar un golpe de Estado.

El mentor y predecesor de Maduro, el fallecido Hugo Chávez, fue uno de los críticos más enérgicos de Estados Unidos.

El mandatario estadounidense evitó responder si reconoce la legitimidad del gobernante venezolano Nicolás Maduro.

"Creo que todo el hemisferio ha estado observando la violencia, las protestas, la mano dura contra la oposición", dijo Obama en la entrevista con Univisión Noticias durante un viaje a México.

"Creo que nuestra opinión general es que depende del pueblo de Venezuela el escoger a sus líderes en elecciones legítimas", agregó.

Las protestas lideradas por la oposición al día siguiente de la votación del 14 de abril se volvieron violentas y, según el gobierno, dejaron nueve muertos. Maduro acusó a Capriles de intentar iniciar un golpe de Estado en su contra.

La oposición dice que los funcionarios han exagerado los hechos de violencia y que algunas de las muertes fueron provocados por la delincuencia común.

Acusa al Gobierno de perseguir a los funcionarios de Estado que votaron por Capriles y de arrestar a algunos activistas, en lo que llama una ola de represión.

El gobierno de los Estados Unidos enfadó a Maduro el mes pasado cuando no reconoció inmediatamente su estrecha victoria sobre Capriles. Tampoco lo ha reconocido aún.

"Nuestra postura es que todo el hemisferio no es ideológico. No está enraizado en la Guerra Fría. Está basado en la noción de nuestros principios básicos de derechos humanos, democracia, libertad de prensa y libertad de reunión. ¿Se están respetando esos principios?", dijo Obama.

Maduro ha acusado en varias ocasiones, antes y después de las elecciones del pasado de abril, a Estados Unidos de estar detrás de intentos para desestabilizar el chavismo e incluso asesinarlo.

"Existen reportes de que ellos no están siendo plenamente respetados después de la elección", agregó. "Creo que nuestro único interés en este punto es asegurarnos de que el pueblo de Venezuela pueda determinar su propio destino libre del tipo de prácticas de las que todo el hemisferio en general ha desterrado", sostuvo.

Obama dijo que Sudamérica y América Central disponen de muchos ejemplos de "progreso económico arraigado en el hecho de que hemos visto un enorme paso hacia la democracia y la libertad".

Puso como ejemplo la transición pacífica de México desde un gobierno conservador a uno de centro el año pasado y citó ejemplos en Colombia, Chile y Perú.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación