Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

España repatriará a religioso enfermo de ébola en Sierra Leona

La ministra de Sanidad española, Ana Mato, tiene previsto reunirse hoy mismo con responsables de los ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación y de Defensa, y de la Comunidad de Madrid, para organizar el traslado.

La ministra de Sanidad, Ana Mato durante la reunión para organizar la repatriación de un español residente en Sierra Leona que ha dado positivo en la prueba de ébola.

La ministra de Sanidad, Ana Mato durante la reunión para organizar la repatriación de un español residente en Sierra Leona que ha dado positivo en la prueba de...

La ministra de Sanidad, Ana Mato durante la reunión para organizar la repatriación de un español residente en Sierra Leona que ha dado positivo en la prueba de ébola.

El Gobierno de España anunció hoy la repatriación de un religioso español residente en Sierra Leona que ha contraído la enfermedad del ébola.

Se trata de Manuel García Viejo, de 52 años y director médico del Hospital San Juan de Dios en la ciudad de Lunsar y quien ha manifestado su voluntad de ser trasladado a España, según informó hoy el Ministerio español de Sanidad en una nota de prensa.

La ministra de Sanidad española, Ana Mato, tiene previsto reunirse hoy mismo con responsables de los ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación y de Defensa, y de la Comunidad de Madrid, para organizar el traslado.

García Viejo es el segundo español afectado por el brote de ébola declarado el pasado mes de marzo en Guinea Conakry y que se ha extendido a poblaciones de Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal, infectando a unas 5.500 personas y causando la muerte de 2.600, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En agosto pasado, el Gobierno español repatrió desde Liberia en un avión medicalizado al sacerdote Miguel Pajares, quien se encontraba en estado grave y murió cinco días después a consecuencia de la enfermedad en el Hospital Carlos III de Madrid.

Pajares también pertenecía a la orden de San Juan de Dios y falleció el pasado 12 de agosto en el hospital madrileño, donde recibió un tratamiento con el medicamento experimental ZMapp, que se está administrando en EEUU y que se puso a disposición de los médicos del hospital Carlos III tras ser autorizado por el Ministerio de Sanidad.

La familia de García Viejo, natural de la localidad de Folgoso de la Ribera, en la provincia de León (norte), ha recibido con pesadumbre y resignación la noticia de su enfermedad.

En declaraciones a EFE, Antonio García Viejo, hermano del religioso, explicó que no ha conseguido hablar con su familiar, pero que sí lo ha hecho con los frailes de la orden de San Juan de Dios, quienes le han transmitido el deseo de su hermano de volver a España para ser tratado.

Recordó que su hermano estuvo el pasado año Folgoso de la Ribera, a donde regresaba "cada año" para compartir unos días con sus familiares, a la vez que explicó que temían que contrajera el ébola.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación