Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

España endurece su política con Venezuela

Luego de que Maduro acusó de "asesino" a José María Aznar

El encargado de negocios de Venezuela en Madrid, Julio García Jarpa, a su salida del Palacio de Santa Cruz, en Madrid. Foto edh/EFEEl presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un acto en........ Foto edh/archivo

El encargado de negocios de Venezuela en Madrid, Julio García Jarpa, a su salida del Palacio de Santa Cruz, en Madrid. Foto edh/EFEEl presidente de Venezuela, Nicolás Maduro,...

El encargado de negocios de Venezuela en Madrid, Julio García Jarpa, a su salida del Palacio de Santa Cruz, en Madrid. Foto edh/EFEEl presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un acto en........ Foto edh/archivo

MADRID. El Gobierno de España transmitió al de Venezuela su "enorme malestar" por las declaraciones del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en las que culpó al ex jefe del Ejecutivo español José María Aznar de la muerte de más de un millón de personas en la Guerra de Iraq de 2003.

Jesús Gracia, secretario de Estado español para la Cooperación e Iberoamérica, convocó al encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Madrid, Julio García Jarpa, al Ministerio de Asuntos Exteriores y le pidió trasladar a su Gobierno el "enorme malestar" por las "inadecuadas afirmaciones del presidente Maduro sobre el expresidente Aznar", informaron fuentes diplomáticas españolas.

El secretario de Estado expresó al "segundo" de la embajada venezolana en España que ese tipo de declaraciones "no contribuyen en absoluto a crear un clima favorable en la relación bilateral", agregaron las fuentes.

García Jarpa se limitó a comentar a su salida que "todo está muy bien", pero que "oficialmente" no podía "emitir ninguna opinión".

"Las declaraciones deben ser oficiales y, por lo tanto, debo informar a mi país de la situación" -continuó el "número dos" de la embajada venezolana-, "por ahora todo bien, como siempre hemos estado los españoles y los venezolanos".

El diplomático venezolano recalcó que las relaciones entre ambos países son "muy cordiales, de buena amistad".

Preguntado por el retorno del embajador venezolano acreditado en España, Mario Isea Bohórquez, quien fue llamado a consultas por Venezuela en octubre pasado, García Jarpa afirmó que es una decisión que depende del Gobierno de Maduro, pero que "pronto estará por acá".

En un acto público celebrado el viernes en Caracas, Maduro culpó a Aznar (presidente entre 1996 y 2004) de la muerte de más de un millón de personas, porque "él promovió la guerra" de 2003 junto al entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush (2001-2009).

"Un millón doscientos mil muertos en Iraq por culpa de Aznar, el asesino de España, sangriento asesino de España, el expresidente español Aznar", afirmó Maduro.

El presidente venezolano hizo este comentario mientras se refería al descenso de los precios del petróleo, una caída que, insistió, es "culpa de una jugada imperial" de los Estados Unidos por el uso de la técnica de fractura hidráulica ("fracking").

Ante esas declaraciones, ayer a primera hora, el Gobierno español también salió al paso de las que calificó como "falsedades y calumnias" de Maduro contra el expresidente Aznar.

"El Gobierno deplora las lamentables declaraciones de Maduro en relación con Aznar", señalaron fuentes gubernamentales españolas, que recalcaron su total apoyo y solidaridad con el exjefe de Gobierno, del conservador Partido Popular (PP), el mismo del actual presidente, Mariano Rajoy.

Este nuevo incidente ocurre apenas dos meses después de que Venezuela llamara a consultas a su embajador en España luego de unas declaraciones de Rajoy que Maduro calificó de "injerencistas", en torno al encarcelamiento del líder opositor venezolano, Leopoldo López. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación