Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. envía a emisario a Caracas antes de la Cumbre

Thomas Shannon se reúne con Maduro en vísperas de la cita regional en Panamá

Vista general de los predios del centro de convenciones donde mañana y el sábado se celebrará la VII Cumbre de las Américas en Ciudad de Panamá. foto edh /efe

Vista general de los predios del centro de convenciones donde mañana y el sábado se celebrará la VII Cumbre de las Américas en Ciudad de Panamá. foto edh...

Vista general de los predios del centro de convenciones donde mañana y el sábado se celebrará la VII Cumbre de las Américas en Ciudad de Panamá. foto edh /efe

WASHINGTON. El Gobierno de Estados Unidos envió al alto consejero del Departamento de Estado Thomas Shannon a Venezuela, a petición del Gobierno de ese país, a fin de limar las asperezas bilaterales, confirmaron ayer fuentes diplomáticas.

"El Gobierno venezolano invitó recientemente al Gobierno estadounidense a enviar a un funcionario de alto rango a Caracas para reunirse con el presidente (Nicolás) Maduro antes de la Cumbre de las Américas", dijo un portavoz del Departamento de Estado que pidió anonimato.

Hasta ahora el Gobierno venezolano no ha informado de la presencia de Shannon en Caracas y no se sabe en qué momento se reuniría con el presidente Nicolás Maduro, quien coincidirá con el presidente de EE. UU., Barack Obama, en la VII Cumbre de las Américas, que tendrá lugar el 10 y 11 de abril en Panamá.

Shannon "llegó el 7 de abril" a Caracas y "regresará a Washington el 9 de abril", aseguraron las fuentes consultadas por Efe en Washington sin dar más detalles de sus actividades en Venezuela.

Según indicaron, el secretario de Estado, John Kerry, fue quien solicitó a Shannon que viajara a Venezuela para reunirse con Maduro, con el fin de rebajar las tensiones crecientes entre los dos países de las últimas semanas.

"El Gobierno venezolano ha llamado a menudo al diálogo directo, y siempre hemos dejado claro que mantenemos relaciones diplomáticas y estamos dispuestos a hablar directamente", agregó el portavoz.

Antes de conocerse el viaje de Shannon a Caracas, este martes la Casa Blanca matizó que EE. UU. no considera a Venezuela una "amenaza" para su seguridad, en un aparente intento por rebajar las tensiones bilaterales e impedir que ensombrezcan la Cumbre.

"Estados Unidos no cree que Venezuela represente una amenaza a nuestra seguridad nacional", sostuvo el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

Según Rhodes, el uso del término "amenaza" forma parte del lenguaje establecido para formular el tipo de órdenes ejecutivas como la emitida por Obama en marzo con sanciones a funcionarios venezolanos a los que Estados Unidos considera responsables de violaciones de los derechos humanos.

En la misma línea, el principal asesor de Obama para Latinoamérica, Ricardo Zúñiga, enfatizó que la orden presidencial se refiere a la "situación", no a Venezuela como país, como un riesgo para la seguridad estadounidense.

"No negamos que el lenguaje del texto creó cierta confusión a nuestros socios" en la región, dijo después Zúñiga.

Maduro dio la bienvenida a este nuevo gesto: "yo saludo estas declaraciones que han sido emitidas por dos asesores del presidente Obama", reaccionó el chavista durante su programa de radio y televisión "En Contacto con Maduro". "Ha habido declaraciones muy interesantes de Ben Rhodes, mi amigo Ben Rhodes, camarada Ben Rhodes (...). Ha habido declaraciones interesantes del otro asesor, Roberto Zúñiga (...), también asesor de Barack Obama. Claro que estamos interesados en la amistad con respeto", afirmó Maduro.

Chavismo arremete

Pese a lo dicho por Maduro en su programa, ayer el Ministerio de Relaciones Exteriores chavista señaló a Washington de tratar de torcer el brazo a los países durante la cumbre.

La Cancillería venezolana criticó con dureza los comentarios que realizó la víspera el Coordinador de Política de Sanciones del Departamento de Estado, Daniel Fried, que planteó en una visita a Madrid que las sanciones aplicadas a un grupo de funcionarios fueron en solidaridad con los venezolanos.

Y objetó en un comunicado, que fue difundido la noche del martes, las afirmaciones de Fried considerándolas como "injerencistas" y "cínicas", y señaló que se "intenta justificar la agresión sistemática" de Washington contra Venezuela.

Además, la Cancillería indicó que los comentarios del funcionario estadounidense evidencian "la acción reiterada del gobierno estadounidense que busca, infructuosamente, torcer el brazo de los pueblos que decidieron dejar atrás el lastre colonial".—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación