Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Enfrentamientos en protestas en Venezuela

Ayer se cumplió un año del inicio de las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro

Manifestantes se enfrentan a miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en Caracas. Foto EDH / efe

Manifestantes se enfrentan a miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en Caracas. Foto EDH / efe

Manifestantes se enfrentan a miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en Caracas. Foto EDH / efe

CARACAS. Fuertes enfrentamientos se registraron ayer en el este de Caracas y en la localidad de San Cristóbal, en el estado occidental de Táchira, coincidiendo con el primer aniversario del inicio de la ola de protestas opositoras que vivió Venezuela el pasado año.

Hace un año, en varias ciudades del país, hubo manifestaciones contra el régimen de Nicolás Maduro que dejaron 43 muertos, 878 lesionados y centenares de detenidos, entre ellos el líder opositor Leopoldo López, quien está recluido desde hace casi un año en una cárcel militar de Caracas.

Inicialmente las manifestaciones de calle fueron en reclamo por la inseguridad, el desabastecimiento y la escasez, pero a lo largo del año se sumaron otras razones como la violación de los derechos humanos y la liberación de los presos políticos.

Ayer, en San Cristóbal, unas nueve personas resultaron heridas luego de que agentes de seguridad del régimen intentaran contener una manifestación de miles de personas.

La protesta en esta ciudad, que se sumó a otras realizadas en distintas ciudades, reunió a cerca de 10 mil personas y había sido realizada pacíficamente hasta que fue enfrentada por los agentes de seguridad, explicó desde esa ciudad el diputado opositor Walter Márquez.

San Cristóbal fue la cuna de la ola de protestas contra Nicolás Maduro en 2014.

Soldados de la Guardia Nacional y policías lanzaron gases lacrimógenos contra jóvenes manifestantes que arrojaban piedras, palos y cócteles molotov, dijeron testigos.

El régimen de Maduro, cuya popularidad ha caído estrepitosamente con la profundización de la crisis económica y la pronunciada escasez de productos, se ha volcado cada vez más a medidas represivas para contener el descontento.

"Todo transcurría pacíficamente, pero en la Defensoría del Pueblo había una barrera de la policía y allí se produjo un enfrentamiento que dejó dos policías y un militar heridos, y seis estudiantes heridos", dijo Márquez.

Para el asesor político Orlando Viera Blanco, son muchas las razones por las que Maduro teme las acciones de calle, en especial ahora que a la protesta estudiantil en contra de la represión y de la supresión de libertades democráticas se le está sumando el descontento de las clases de menos recursos por el rápido deterioro en las condiciones de vida.

Es un fenómeno que el régimen no va a poder controlar con más represión y con mayores manifestaciones de autoritarismo, advirtió Viera, desde Montreal.

Más protestas

Las manifestaciones en San Cristóbal se sumaron a las realizadas en distintos puntos de Caracas, incluyendo en la zona norte de la ciudad, donde cientos jóvenes y opositores marcharon de forma pacífica entre banderas blancas y venezolanas y carteles en los que se leía "Venezuela no olvida a sus héroes".

Pero la marcha solo logró avanzar dos calles antes de que fuese bloqueada por centenares de policías y agentes de la Guardia Nacional, dotados con equipos antimotines.

En el este de la ciudad un grupo de jóvenes bloqueó con basura y escombros una de las principales avenidas de la capital por más de una hora. Varios centenares de policías utilizaron balas de goma para dispersar a los manifestantes y levantar el bloqueo de la vía.

En el centro de la capital, otros 200 estudiantes y opositores intentaron marchar desde la plaza Las Tres Gracias hasta la iglesia San Pedro, ambos puntos adyacentes a la Universidad Central de Venezuela, pero fuerzas antimotines les impidieron el paso por lo que se concentraron en el campus.

El chavismo realizó su propia concentración en Caracas, arrastrando a cientos de empleados públicos al centro de la ciudad para conmemorar el 201 aniversario de la llamada Batalla de la Victoria bajo el lema "Por la paz y la justicia".

Las marchas de los dos bandos ocurrieron en medio de un tenso ambiente generado por la crisis económica en la que está sumida Venezuela por una galopante inflación, severos problemas de desabastecimiento, y una recesión que amenaza con profundizarse ante la caída de los precios del petróleo que es la principal fuente de ingresos del país. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación