Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empleados de FGR de Guatemala arrestados por denuncia salvadoreña

Los acusan de filtrar información a organizaciones criminales en Guatemala

ctv-bih-file-f5fd2a10-e65d-c239-6783-d56e0043a442

Tres empleados de la Fiscalía de Guatemala fueron arrestados por revelar información al crimen organizado. | Foto por soy502.com

GUATEMALA. Una denuncia sobre fuga de información de casos  en investigación  que interpuso el Fiscal General Luis Martínez a su homóloga de Guatemala,  llevó ayer a la   captura de tres empleados del Ministerio Público, un exempleado del mismo y un abogado particular del vecino país.

La jefa de la Fiscalía guatemalteca, Thelma Aldana, reveló a una radio local de ese país que el origen de las investigaciones donde descubrieron que los empleados detenidos filtraban información de casos en proceso de investigación a organizaciones criminales se logró gracias a la denuncia del fiscal salvadoreño Martínez. La fuente no reveló detalles de la colaboración salvadoreña.

El fiscal Martínez confirmó a través de su cuenta de twitter que las investigaciones surgieron a raíz de la divulgación  de información  que ponía en riesgo a algunas personas,  en una investigación que se realizaba desde El Salvador y que se trabajó de manera conjunta.

Martínez agregó que la investigación se dio “ dentro del esfuerzo por combatir conjuntamente el crimen organizado transnacional”.

El Fiscal sostuvo que el caso de la filtración de información criminal se discutió personalmente con la fiscal Aldana y “estos son los resultados de la responsabilidad penal de los hechos,  que revelaron a criminales altamente peligrosos”. Martínez confirmó que tres empleados de la Fiscalía de Guatemala, un exempleado de la misma y un abogado particular,  han sido arrestados por el caso.

Agregó que serán acusados ante las instancias judiciales de revelación de información confidencial y reservada,  y de asociación ilícita.

La Policía guatemalteca capturó al  exempleado de la Fiscalía,  Enrique López Coronado, de 45 años,   y a quien le atribuyen ser el cabecilla de la red delictiva que han llamado “Cisne Blanco”.  También arrestaron al abogado Rigoberto Arturo Castañón Mejía, de 37 años, y a su esposa 
Gladys Eugenia del Cid Aguilar de Castañón, de 36,  trabajadora de la Fiscalía. 

Carlos Antonio Cisneros Torres, de 30 años y Seigried Annelisse Hieman Alvarez, de 41, también empleados de la Fiscalía; son otros de los detenidos. 
Los cinco, arrestados en el marco de la Operación denominada Orión, enfrentarán cargos penales por los delitos de revelación de secretos y asociación ilícita. 
Las autoridades guatemaltecas no revelaron a cuáles estructuras del crimen organizado, los arrestados les facilitaban la información. 

El portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, Jorge Aguilar, explicó a periodistas que los agentes realizaron estas detenciones tras cuatro allanamientos en la capital y en Mixco,  en  Guatemala. 

El modus operandi de esta organización, agregó, era que los trabajadores de la Fiscalía se valían de su puesto para acceder a información privilegia de casos denunciados y bajo investigación, y la enviaban a los criminales. 

“Tomaban la información de los expedientes y la filtraban a integrantes de las estructuras criminales sujetas a investigación. De esa forma, los investigados replanteaban su modus operandi y evadían los operativos policiales”, agregó. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación