Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos historias de terror entre los detenidos

El medio publica esta imagen de las marcas en el cuerpo del español Juan Manuel Carrasco. foto edh /tomada de El Mundo

El medio publica esta imagen de las marcas en el cuerpo del español Juan Manuel Carrasco. foto edh /tomada de El Mundo

El medio publica esta imagen de las marcas en el cuerpo del español Juan Manuel Carrasco. foto edh /tomada de El Mundo

Juan Manuel Carrasco, de 21 años, y Jorge Luis León, de 25, reviven su película de terror salpicada de golpes, malos tratos e incluso tortura, tras ser detenidos en la ciudad venezolana de Valencia por la Guardia Nacional un día después de las protestas del 12 de febrero, publica el diario español El Mundo.

La publicación relata que los dos jóvenes permanecieron detenidos entre 55 y 60 horas antes de comparecer ante el juez. "Tranquilo, que te vamos a matar. Esto es rapidito. Ustedes no son nadie", cuentan a El Mundo que les dijeron los guardias.

"La crueldad del relato de las palizas comienza con la misma detención. Carrasco, León, un amigo y una chica se refugiaron en su vehículo y fueron sacados a perdigonazo limpio. Los guardias, más tarde, incendiaron el coche con absoluta impunidad", dice el medio.

Luego agrega que la lluvia de golpes era tan desproporcionada "que me hice el muerto, para que me llevaran a la morgue. Para comprobar que no lo estaba acercaron una bayoneta al ano. Al moverme, me dieron otra patada", recuerda León, según el relato.

En un momento de la pesadilla de 48 horas, a Juan Manuel, que practica artes marciales, le apartaron del grupo; sus compañeros pensaron que le iban a matar, indica el medio. "Me bajaron los pantalones y me metieron por el ano el cañón del fusil", recuerda el joven, a quien no se le quiebra el ánimo. Carrasco perdió tres veces el conocimiento desde la detención hasta que fue liberado, "hasta cachazos en la frente me daban", le cuenta a El Mundo.

"Ambos tienen sus cuerpos muy magullados. León sufre una fisura en el cráneo, costillas muy golpeadas, un oído reventado por un perdigón y los ojos con vasos rotos", apunta la publicación.

Ayer medios venezolanos también informaron de la paliza que recibió el sacerdote antichavista José Palmar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación