Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

División entre socialistas franceses por recortes

Si los ajustes no se aprueban en la Asamblea Nacional, el gobierno perdería su mayoría, con graves riesgos políticos y financieros.

PARÍS. El primer ministro francés, Manuel Valls, se enfrenta a una creciente rebelión dentro de las filas socialistas y, ahora mismo, no tiene garantizada la mayoría para aprobar la semana que viene su plan de recortes.

Elegido jefe de Gobierno, Manuel Valls presentó su programa, confirmando la decisión presidencial: Francia se compromete a realizar 50,000 millones de recortes, en los dos próximos años.

Un tercio de los diputados socialistas en la Asamblea Nacional apoyó ayer una propuesta alternativa al plan de recortes en gasto público anunciado por Valls.

Este grupo de diputados, que afirman hablar en nombre de casi un centenar, consideran "peligroso económicamente" el plan de recortes de 50.000 millones de euros porque "conduciría a asfixiar la recuperación económica y el empleo". Además, lo consideran "contrario a los compromisos adquiridos con los electores".

Hace unos días, 100 diputados de los 292 que forman parte del grupo socialista presentaron un manifiesto contra la nueva política económica del Gobierno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación