Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dispersan con perdigones y lacrimógenos protesta de estudiantes en Venezuela

La oposición afirmó ayer que las protestas seguirán hoy

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) lanzó gases y perdigones contra los estudiantes reunidos en la plaza Altamira. fotos EDH / efe

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) lanzó gases y perdigones contra los estudiantes reunidos en la plaza Altamira. fotos EDH / efe

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) lanzó gases y perdigones contra los estudiantes reunidos en la plaza Altamira. fotos EDH / efe

Las fuerzas de seguridad venezolanas usaron ayer gases lacrimógenos para dispersar a estudiantes que se dirigían a la principal autopista de la capital y evitar que la bloquearan, al cumplirse el cuarto día consecutivo de manifestaciones contra el gobierno.

El alcalde del municipio capitalino Chacao, Ramón Muchacho, en cuyas inmediaciones se registró el incidente, declaró que los estudiantes caminaban "pacíficamente en dirección a la autopista... cuando fueron repelidos con gases lacrimógenos". Informó de 5 heridos y varios asfixiados.

Los estudiantes respondieron arrojando piedras a los agentes y poco después se reagruparon en una zona cercana.

En los tres días anteriores, cientos de manifestantes bloquearon el tráfico durante varias horas con el fin de exigir justicia para los dos estudiantes asesinados el miércoles en medio de enfrentamientos con la policía y las milicias armadas progubernamentales.

"No vamos a doblegarnos, no nos vamos a poner de rodillas; vamos a seguir en la calle, en lucha de los venezolanos y liderizada (sic) por la juventud que quiere un país de democracia, de medios libres que no los censuren ni se autocensuren, de justicia y equidad", dijo ayer el líder estudiantil Juan Requesens, de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y presidente de la Federación de Centros Universitarios.

"Nuestro mensaje es claro, nuestra lucha es no violenta", dijo Enrique Altimari, presidente del centro de estudiantes de la privada Universidad Monte Ávila de Caracas

La protestas callejeras del miércoles, las mayores desde que Nicolás Maduro llegó al poder en abril de 2013, no recibieron cobertura periodística de las televisoras venezolanas, y varios medios de comunicación internacionales no pudieron documentar los disturbios porque la policía maltrató a sus reporteros y les decomisó sus equipos.

La red social Twitter se quejó de un supuesto bloqueo impuesto por las autoridades chavistas.

Nu Wexler, portavoz de Twitter, dijo a The Associated Press que "imágenes han sido bloqueadas" en Venezuela y que la empresa publicó instrucciones en español para que los usuarios puedan tener acceso a ellas.

"Creemos que el gobierno hizo el bloqueo", agregó Wexler en un mensaje electrónico.

Los grupos defensores de los derechos humanos advirtieron que el gobierno está abusando de su autoridad y tratando de intimidar a los oponentes, al tiempo que impide que los medios locales e internacionales difundan sus informes.

Ayer, cientos de simpatizantes atendieron a la nueva convocatoria que dirigentes políticos y estudiantiles hicieron para rechazar la muerte de tres personas y la detención de decenas de manifestantes el miércoles.

Las madres de los detenidos asistieron a la concentración vestidas de blanco que, según la oposición, fueron más de 150, de los cuales, 112 han sido liberados, según la oposición, mientras que las últimas cifras oficiales reportan 99 capturados y 25 puestos en libertad.

"Estaremos en la calle los días que sean estrictamente necesarios, y nosotros estaremos allí de manera pacífica, organizada, tratando por supuesto de decirle a este Gobierno que no puede seguir atropellando a los jóvenes", dijo el diputado opositor Richard Blanco.

El legislador indicó que "la familia venezolana amanece de luto" no solo por los fallecidos del pasado miércoles, sino por los altos índices de criminalidad que se reportan en el país y que "están acabando" con los jóvenes del mismo.

La diputada María Corina Machado dijo a periodistas que "quien tiene las armas es el régimen" mientras que las armas de los ciudadanos son sus valores y de ahí la convocatoria pacífica que hicieron para hoy "los jóvenes" tuvo "esa respuesta de las madres", expresó a periodistas.

La parlamentaria, que ha sido señalada por el chavismo de ser una de las causantes de la violencia del pasado miércoles, dijo que para hoy también se está convocando a una nueva concentración en un parque del este de Caracas.

Marcha oficialista

El choque entre estudiantes y agentes de la Guardia Nacional se produjo horas después de que varios miles de empleados públicos y partidarios del gobierno venezolano salieron ayer a marchar por el centro de la capital para respaldar a Maduro. La marcha oficialista culminó en la céntrica avenida Bolívar.

En un discurso en cadena nacional de radio y televisión, Maduro acusó a sus opositores de usar "a un grupo de muchachos que han adoctrinado en el odio... que han dicho que no van a salir de la calle hasta que Maduro renuncie" con el fin de desestabilizar a su gobierno y derrocarlo.

Advirtió que no tendrá debilidad alguna para enfrentar las protestas estudiantiles que se han extendido por las principales ciudades del país.

Sin mencionarlos por sus nombres, Maduro responsabilizó al dirigente opositor Leopoldo López y a la diputada María Corina Machado de los hechos del miércoles.

"No podemos tener un minuto de debilidad porque se trata de derrotar una corriente fascista que quiere acabar con la patria que tenemos", indicó el gobernante, quien aseguró que las protestas son financiadas desde el exterior, supuestamente entre ellos el expresidente colombiano Alvaro Uribe Vélez.

Maduro ha dicho que los recientes hechos violentos en el país serían parte de un plan, apoyado por EE. UU., para replicar los disturbios que precedieron el golpe de 2002, en el cual Chávez salió brevemente del poder.

En Washington, el Departamento de Estado negó que tuviera alguna participación en la política de Venezuela.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación