Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En 30 días se termina frijol etíope en Honduras

Ya solo quedan 38 mil quintales que serán colocados en Banasupro y en su cadena de comercialización. Cuando se termine la existencia ya habrá salido la cosecha

Frijol etiope

Frijol etiope

Frijol etiope

Dentro de 30 días ya no estarán en el mercado hondureño los frijoles etíopes que se han vendido aceleradamente en las tiendas de la Suplidora Nacional de Productos Básicos (Banasupro).

El gerente del Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (Ihma), José Mario Gómez, dijo que la institución solo cuenta con 38 mil quintales de los 52 mil 800 que ingresaron hace más de dos semanas.

El grano básico, dada la crisis, se ha vendido a la "velocidad del rayo" de tal forma que el inventario se terminará justo en el momento en que saldrá la cosecha de postrera.

Las autoridades estiman que a mediados de noviembre se habrá terminado el último grano de frijol africano que llegó en tres embarcaciones después de sortear algunas dificultades. Pero el Ihma está listo para comprar lo suficiente para fortalecer la reserva estratégica, dijo el gerente de la institución.

El 26 de septiembre llegó a Puerto Cortés el primer barco cargado de frijoles, luego arribaron dos más para hacer un total importado de 52,800 quintales a un costo de 70 millones de lempiras.

El frijol fue vendido por Banasupro a 55 lempiras la medida de cinco libras pero su cadena de comercialización (ferias y supermercados) lo venden a 65 lempiras.

El grano se ha estado vendiendo a un ritmo de cinco mil quintales semanales, informó el gerente del Ihma.

Por tratarse del Ihma una institución que cumple una función social, sus granos son colocados en Banasupro con un 25 por ciento de descuento, dinero que posteriormente es compensado al Ihma por la Secretaría de Finanzas.

El decreto legislativo 08-2014 faculta al Ihama a comprar granos nacional o internacionalmente y ponerlo a un precio bajo en el mercado nacional.

Reclamo a aseguradora

Por otro lado, el gerente del Ihma dijo que ya se hizo el reclamo a la compañía aseguradora francesa, representante de la empresa naviera Remarco, en cuyos contenedores vino el frijol etíope.

El reclamo es por la pérdida de 258 quintales que fueron enterrados en el batallón de Naco debido a que se arruinaron por haberse mojado. El reclamo del seguro es por 436 mil lempiras.

El funcionario no estuvo de acuerdo con el vicepresidente de la Asociación Nacional de Campesinos de Honduras (Anach), Ramón Navarro, quien aseguró que calentándolo al sol el frijol se hubiera salvado.

"Nosotros hemos recuperado frijoles que les ha caído agua por dos días", dijo navarro. "Esas medidas no son las más adecuadas en un país que se está muriendo de hambre", añadió. Pero el gerente del Ihma explicó que el frijol ya estaba fermentado y no estaba apto para consumo humano. El Ihma hubiera actuado con irresponsabilidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación