Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Día más cruento en Ucrania: 75 muertos y 500 heridos

La UE impone sanciones a los responsables de la violencia Estados Unidos pide retirar a las fuerzas de seguridad de las calles

Vista panorámica de la Plaza de la Independencia, ayer, durante las protestas contra el Gobierno en Kiev. foto edh /ReutersEl vestíbulo de un hotel en Ucrania sirve de morgue para las víctimas de los enfrentamientos. foto edh /Reuters

Vista panorámica de la Plaza de la Independencia, ayer, durante las protestas contra el Gobierno en Kiev. foto edh /ReutersEl vestíbulo de un hotel en Ucrania sirve de...

Vista panorámica de la Plaza de la Independencia, ayer, durante las protestas contra el Gobierno en Kiev. foto edh /ReutersEl vestíbulo de un hotel en Ucrania sirve de morgue para las víctimas de los enfrentamientos. foto edh /Reuters

UCRANIA. Manifestantes arrojaron bombas incendiarias y acometieron a la Policía ayer en la capital ucraniana, a lo que francotiradores del gobierno respondieron a balazos y mataron a por lo menos 75 personas, además de herir a más de 500 personas, de acuerdo con un médico que atiende a los protestantes.

Un video de la televisión ucraniana mostró ayer escenas estremecedoras de manifestantes abatidos por los disparos y que después quedaban tendidos en el pavimento, mientras sus compañeros corrían a ayudarles. Con escudos para intentar protegerse, grupos de manifestantes retiraban cadáveres en láminas de plástico o planchas de madera. Ayer fue el días más cruento hasta ahora.

"El precio de la libertad es demasiado alto, pero los ucranianos están pagándolo", dijo Víktor Danilyuk, un manifestante de 30 años. "No tenemos opción; el Gobierno no nos está escuchando".

Se vio también a opositores que escoltaban a policías con las manos en alto en el campamento de protesta en el centro de Kiev. El Ministerio del Interior dijo que 67 policías fueron capturados. Un legislador de la oposición declaró que eran retenidos en el ayuntamiento de Kiev, el cual estaba ocupado.

El presidente Víktor Yanukovich y los manifestantes de oposición que exigen su renuncia están enfrascados en una batalla épica por la identidad de Ucrania, una nación de 46 millones de habitantes dividida en su lealtad entre Rusia y Occidente. Parte del país, en especial en las ciudades occidentales, se ha rebelado abiertamente contra el gobierno central, mientras que muchos en el este favorecen lazos firmes con Rusia, su exgobernante soviético.

Ahora ninguna de las partes parece tener control de las calles ni estar dispuesta a ceder.

Los manifestantes de diversas partes del país también están indignados por la corrupción, la falta de derechos democráticos y la deprimida economía de Ucrania, que apenas evitó la bancarrota gracias a un préstamo de $15,000 millones de Rusia.

Mientras tanto, en Bruselas, la Unión Europea (UE) de 28 naciones decidió ayer en una sesión de emergencia imponer sanciones a los responsables de la violencia en Ucrania, inclusive una prohibición de viajes y congelación de bienes de funcionarios.

También acordaron "suspender las licencias de exportación de equipo que pueda ser usado para represión interna" en Ucrania.

En Washington, el presidente de EE. UU., Barack Obama, exhortó a Yanukovich a retirar inmediatamente sus fuerzas del centro de Kiev y dejar de reprimir a los manifestantes.

Agregó que el Gobierno de Ucrania debe respetar el derecho a la protesta y que los manifestantes de oposición deben actuar pacíficamente. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación