Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brasil

Detienen a dos directores de empresas por caso Petrobras

El gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera brasileña se extendió a la también estatal Eletronuclear, por amaños en contratos

El presidente de la empresa estatal brasileña Eletronuclear, Othon Luiz Pinheiro da Silva, quien fue arrestado ayer.

El presidente de la empresa estatal brasileña Eletronuclear, Othon Luiz Pinheiro da Silva, quien fue arrestado ayer. | Foto por Agencia EFE

El presidente de la empresa estatal brasileña Eletronuclear, Othon Luiz Pinheiro da Silva, quien fue arrestado ayer.

BRASILIA. El director presidente de la empresa estatal brasileña Eletronuclear, Othon Luiz Pinheiro da Silva, alejado temporalmente del cargo desde abril, y el presidente de la AG Energia, Flávio David Barra, fueron arrestados ayer por la Policía Federal, bajo sospecha de delitos de corrupción.

Según informaron representantes de la Policía Federal -que llevó a cabo las detenciones- y de la Fiscalía, citados por la agencia oficial de noticias ABR, el arresto de ambos ejecutivos se enmarca en las investigaciones sobre la red de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Ambos fueron arrestados  en Río de Janeiro y serán trasladados a la sede de la Policía Federal de Curitiba, en el estado de Paraná, donde se centralizan las investigaciones sobre el caso Petrobras. 

Pinheiro, quien además es vicealmirante de la Marina, está alejado temporalmente de la presidencia de la estatal Eletronuclear desde abril, cuando surgieron las primeras denuncias en su contra.

Los investigadores encontraron indicios de que Pinheiro recibió unos 4.5 millones de reales (cerca de $1,363 millones de) para beneficiar al consorcio vencedor de la licitación de las obras de montaje de la central nuclear Angra 3.

El consorcio favorecido es el Engevix, que integran las empresas de construcción Camargo Correa, UTC, Andrade Gutierrez -grupo al que pertenece AG Energia-, Odebrecht, EBE y Queiroz Galvao. Todas están implicadas en la red de desvío de fondos que operó en la petrolera estatal y sus principales ejecutivos y presidentes están detenidos.

“La (misma red de) corrupción se ha expandido a otras áreas de la administración pública” y de las empresas estatales, “es endémica” y está “en fase de metástasis”, afirmó en una rueda de prensa el fiscal Athayde Ribeiro Costa, quien dio a entender que las investigaciones pueden ampliarse ahora a otras firmas públicas del sector eléctrico.

Según la Fiscalía, las compañías implicadas en el caso de Petrobras obtenían contratos amañados con la petrolera, inflaban sus valores y repartían los excedentes entre los políticos que amparaban las corruptelas y algunos exdirectivos de la empresa estatal.

Los fiscales ahora tienen pruebas de que el mismo método con el que fueron desviados cerca de $2,000 millones  de Petrobras, según cálculos de la propia empresa, fue usado en otras firmas estatales, como Eletronuclear.

La central nuclear, que comenzó a ser construida hace 3 años en la ciudad de Angra dos Reis y tendrá potencia para generar 1,405 megavatios, ha tenido un costo hasta ahora de 3,000 millones de reales (unos $910 millones) pero su presupuesto es 5 veces mayor.

Las supuestas irregularidades en Eletrobras son investigadas desde abril, cuando el expresidente de Camargo Correa Dalton Avancini confesó que las obras de Angra 3 fueron adjudicadas a empresas que ofrecieron sobornos a dirigentes de Eletronuclear y del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el principal aliado del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

Las principales empresas estatales del sector eléctrico de Brasil son dirigidas por apadrinados del PMDB, varios de cuyos líderes están en la lista de cerca de 50 políticos acusados de beneficiarse de la red de corrupción en Petrobras.

Según Avancini, el soborno era equivalente al 1 % del valor de cada contrato adjudicado por Eletronuclear a las constructoras.

El expresidente de Camargo Correa acordó colaborar con las investigaciones judiciales y fue condenado la semana pasada a quince años de prisión por el caso Petrobras.

Además del presidente de Eletronuclear, en la operación realizada hoy fue detenido Flavio David Barra, presidente de la subsidiaria de Andrade Gutierrez responsable de obras en Angra 3.

La operación incluyó allanamientos en 23 residencias y oficinas en Río de Janeiro, Brasilia, Niteroi, Sao Paulo y Baruerí y tuvo como meta la búsqueda de pruebas de supuestas irregularidades en los contratos de Angra 3, como formación de cartel, fraude en licitaciones y pago de sobornos a empleados de la estatal a cambio de favorecimiento.

En El Salvador, entre las empresas que resultaron ligadas al escándalo Petrobras están Odebrecht y Queiroz Galvão; seleccionadas por la CEL (Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa), durante el gobierno de Mauricio Funes, para ejecutar obras eléctricas en El Salvador.

Queiroz Galvão fue contratada para ampliar la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre y Odebrecht fue preseleccionada para construir El Chaparral, cuyas obras fueron abandonadas a medias y pese a ello el Estado terminó pagando $108 millones. 

Otra empresa investigada en el caso Petrobras es Intertechne, contratada por CEL para hacer dos diseños de la represa. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación