Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Noruega

Desmantelan una célula terrorista que operaba en cuatro países europeos

Quince personas han sido detenidas en Italia, Noruega, Finlandia y Reino Unido. Planeaban cometer atentados en suelo noruego y secuestrar a diplomáticos occidentales, según las autoridades

Mulá Krekar, en un juicio en Oslo el pasado agosto.
Mulá Krekar, en un juicio en Oslo el pasado agosto.

Una operación contra el terrorismo yihadista coordinada por la Unidad de Cooperación Judicial de la Unión Europea (Eurojust) y liderada por los carabineros italianos ha permitido la detención de 15 personas en Italia, Noruega, Reino Unido y Finlandia. 

La operación, bautizada como JWeb, realizada tras cinco años de investigaciones, ha permitido la desarticulación de una célula compuesta principalmente por kurdos y que supuestamente planeaba cometer atentados terroristas en suelo noruego y secuestrar a diplomáticos, si bien las autoridades italianas no han dado más detalles sobre estos planes.

El objetivo final de los extremistas era el derrocamiento del Gobierno del Kurdistán iraquí y su sustitución por un califato regido por la ley islámica o sharía. Asimismo, pretendía liberar a su jefe, Najmuddin Faraj Ahmad, también conocido como Mulá Krekar, que está detenido en Noruega. Krekar está considerado el fundador del grupo radical islamista Ansar al Islam, vinculado con Al Qaeda, según el comunicado de Eurojust.

Los investigadores y carabineros italianos explicaron que se han emitido en total 17 órdenes de arresto que han conducido a siete detenciones en Italia, cuatro en Reino Unido, tres en Noruega y una en Finlandia, mientras que se busca a otra persona en Suiza y otra está desaparecida en territorio kurdo.

La célula desarticulada hoy, llamada Rawti Shax, surgió y creció en Europa, principalmente gracias a las comunicaciones que sus miembros mantenían a través de Internet. Según Eurojust, tenían una "estructura activa" en Alemania, Suiza, Reino Unido, Finlandia, Italia, Grecia, Suecia, Noruega, Iraq, Irán y Siria.

A medida que el grupo fue creciendo, también se hizo más activo en las tareas de reclutamiento y envío de combatientes terroristas para Siria e Irak, "también con la intención de entrenarlos para el futuro conflicto en el Kurdistán".

Operación abierta
El fiscal italiano Franco Roberti, responsable de la lucha contra el terrorismo, ha reconocido que ha sido una investigación "increíblemente difícil y complicada" que ha durado "cinco años".

El ministro del Interior italiano, ha asegurado que esta "gran operación antiterrorista" confirma el éxito de la "cooperación internacional" y de las tareas de "prevención". Alfano ha admitido que "no existe en ningún país el riesgo cero", pero ha subrayado que Italia está decidido a perseguir el terrorismo islamista.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación