Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desentierran primer cuerpo de zona sepultada por corrimiento dos días después

El deslizamiento de tierras ocurrió el domingo por la mañana y afectó en distinto grado a 33 edificios del parque industrial Hengtaiyu, entre ellos tres dormitorios de obreros, además de 14 fábricas y dos locales de oficinas.

La zona afectada por el deslave fue Shenzhen al sur de China 

La zona afectada por el deslave fue Shenzhen al sur de China  | Foto por EFE

Los equipos de rescate desenterraron hoy el primer cuerpo del parque industrial sepultado por un desprendimiento de tierras en Shenzhen (sur de China), donde continúan desaparecidas unas 85 personas, en medio de confusión por el número de víctimas y las causas del accidente. 

El cuerpo fue encontrado alrededor de las 6.00 hora local de hoy (22.00 GMT del lunes), según dijeron las autoridades locales, citadas por la agencia oficial de noticias Xinhua. 

El deslizamiento de tierras ocurrió el domingo por la mañana y afectó en distinto grado a 33 edificios del parque industrial Hengtaiyu, entre ellos tres dormitorios de obreros, además de 14 fábricas y dos locales de oficinas. 

Unas 10 hectáreas de la zona quedaron cubiertas por escombros, que en la mayoría del parque industrial alcanzan una altura media de seis metros. 

Al deslizamiento de tierras le siguió una explosión en un gasoducto de la zona, propiedad del gigante petrolero nacional Petrochina, que destruyó 400 metros de tuberías y cuyos restos han sido ya despejados, según los equipos de rescate. 

Todavía se desconocen con claridad las causas del siniestro, aunque residentes locales aseguraron que durante años se han almacenado ilegalmente en el lugar escombros y otros desechos de obras que podrían haber causado el corrimiento. 

Según el diario económico Caixin, la escombrera era gestionada desde 2013 por una empresa local llamada Lvwei Property Management, en el mismo lugar donde se situaba una antigua cantera, e informes medioambientales habían advertido de la inestabilidad del suelo, por lo que se consideraba una solución temporal. 

Pese a ello, el gobierno local de Shenzhen, a través de su cuenta oficial en Sina (portal informativo chino) atribuye por ahora el accidente a causas "naturales". 

Además, algunos residentes de la zona cuestionan el número de víctimas y sugieren que "es mucho mayor", según dijo el pariente de uno de los desaparecidos al diario hongkonés South China Morning Post (SCMP). 

Por su parte, una mujer cuyos padres y hermano quedaron atrapados en su vivienda, dijo a ese diario que más de 10 de personas, entre ellas siete niños, vivían en la casa de al lado y que ninguno pudo escapar, sin que "nadie haya informado sobre sus desapariciones", con las que al parecer no se ha contado. 

Otros vecinos indicaron que familias enteras habían quedado enterradas, sin que ningún miembro quedara vivo para informar de sus desapariciones. 

Liu Guonan, experto geotécnico de la Academia de Ciencias Ferroviarias china, indicó al SCMP que se trata del primer deslizamiento de tierra que golpea a una zona urbana en China en sus 30 años de experiencia. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación