Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se desata incendio en edificio caído en Bangladesh

Las llamas obligaron a detener algunos esfuerzos de rescate

Foto/ AP -Archivo

Foto/ AP -Archivo

Foto/ AP -Archivo

Un incendio se desató el domingo en los restos de la fábrica textil que se derrumbó la semana pasada en Bangladesh, y el humo brotaba de las pilas de cemento destrozado mientras las llamas obligaban a detener algunos esfuerzos de rescate.

Las autoridades dijeron que el incendio se inició debido a las chispas generadas mientras los rescatistas trataban de cortar una barra de acero para llegar a un sobreviviente. Los bomberos están tratando de apagar el fuego.

Los equipos de rescate se retiraron de la parte de los restos donde se produjeron las llamas, pero todavía intentando llegar hasta los sobrevivientes en otras partes del edificio destruido de ocho pisos.

Las autoridades dijeron que al menos tres rescatistas resultaron heridos por las llamas.

Más temprano, las autoridades anunciaron que habían capturado al dueño fugitivo del edificio en un cruce fronterizo con India.

Mohammed Sohel Rana fue arrestado por una fuerza de élite cerca de la frontera en Benapole, en el oeste de Bangladesh, cuando pretendía huir hacia el estado de Bengala Occidental de India, dijo Jahangir Kabir Nanak, viceministro del gobierno local.

La captura de Rana por parte del Batallón de Acción Rápida fue anunciada mediante un altavoz entre el júbilo y los aplausos de la gente en el lugar del edificio derrumbado en Savar, suburbio de Dacca.

Está confirmada la muerte de al menos 377 personas tras el derrumbe parcial ocurrido el miércoles. Tres de los ocho niveles del inmueble fueron construidos ilegalmente.

Es previsible un ulterior aumento de la cifra de muertos en lo que constituye la tragedia que se ha cobrado el número más alto de vidas en la industria de la confección en Bangladesh, que alcanza unos 20.000 millones de dólares al año y es el principal sostén de la economía del país.

El derrumbe en el edificio y desastres previos en fábricas del sector han llamado la atención sobre las malas condiciones laborales de los trabajadores de la industria de la confección, que tienen ingresos de 38 dólares al mes y producen ropa para grandes marcas internacionales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación