Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Defensores de Derechos Humanos ven falta de voluntad para desarrollar golfo

Los funcionarios de El Salvador, Honduras y Nicaragua darán seguimiento al acuerdo alcanzado a finales de agosto por los mandatarios de esos países sobre el desarrollo de esa zona del Pacífico

Defensores de Derechos Humanos ven falta de voluntad para desarrollar golfo

Defensores de Derechos Humanos ven falta de voluntad para desarrollar golfo

Defensores de Derechos Humanos ven falta de voluntad para desarrollar golfo

Honduras, El Salvador y Nicaragua necesitan más voluntad política para que el golfo de Fonseca, en el Pacífico, que comparten, sea una zona de paz y desarrollo, alertaron hoy en Tegucigalpa los defensores de los pueblos de los tres países.

"Cualquier controversia en el Golfo debe encontrar un canal de dialogo pero con voluntad, que permita hacer del Golfo una zona de paz y de desarrollo", dijo a Acan-Efe el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador, David Morales.

Agregó que los Gobiernos de Honduras, El Salvador y Nicaragua deben "articular" sus políticas públicas para lograr el bienestar de la población.

"Los problemas deben resolverse por la vía de la voluntad política y esta voluntad política debe siempre ventilarse por el diálogo, el consenso, la gestión diplomática, nunca por elevar confrontaciones o tensiones", subrayó Morales.

El funcionario salvadoreño considera que, además de la voluntad política, debe "existir un control" de las fuerzas militares y policiales para evitar posibles abusos de estas instituciones en el golfo, cuyas aguas en el pacífico comparten los tres países.

"Hemos tenido casos de posibles abusos ante intervenciones en el golfo por parte de militares de estos países, este tipo de situaciones son inaceptables, debemos prevenir que se repitan en el futuro", enfatizó.

El Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Roberto Herrera, coincidió con Morales subrayando que los defensores de los pueblos darán seguimiento al acuerdo alcanzado a fines de agosto pasado por el presidente de su país, Juan Orlando Hernández, Salvador Sánchez Cerén, de El Salvador, y Daniel Ortega, de Nicaragua.

Los gobernantes de los tres Estados ribereños acordaron que el golfo "sea el punto de encuentro, de unión y de desarrollo y prosperidad para todos los ciudadanos que comparten estas fronteras y costas".

En declaraciones a Acan-Efe, Herrera alertó de que cualquier solución a los constantes conflictos en el golfo pasa por "la acción conjunta" de Gobiernos y pueblos de los tres países.

"No se puede dejar todo en manos del gobierno, hay que tener iniciativas de los gobiernos municipales, las comunidades, con el apoyo de los defensores de los pueblos y la comunidad internacional", enfatizó.

Herrera abogó porque los Gobiernos centroamericanos impulsen el desarrollo del golfo para garantizar que las familias que residen en esa zona cuenten con las condiciones básicas de vida, el acceso a los servicios públicos y ejerzan su derecho al trabajo.

El procurador de los Derechos Humanos de Nicaragua, Omar Cabezas, por su parte, dijo a Acan-Efe que "hay un esfuerzo político" de parte de los presidentes de la región por desarrollar el golfo, pero considera que también es necesario garantizar el respeto de los derechos humanos en la zona.

"Es necesario que reinen los derechos humanos cómo el derecho al agua potable, a la alimentación, a la salud y al desarrollo económico", indicó.

Cabezas considera que el golfo puede ser "una fuente de riqueza" en la región e instó a los presidentes de Honduras, El Salvador y Nicaragua a que esa sector sea "una zona de paz".

Sin embargo, por años ha sido una región de conflictos por ocasionales capturas de pescadores de un país faenando en las aguas de otro.

En mayo pasado, un pescador hondureño murió y otro resultó herido tras ser embestida la pequeña embarcación en la que viajaban por una patrullera de la Fuerza Naval de El Salvador, según denuncias de las autoridades hondureñas que exigieron al vecino país una investigación sobre el caso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación