Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuba lista para ver ondear la bandera de EE.UU. 54 años después

Larry Morris, Mike East y Jim Tracy, los tres marines que bajaron la bandera en 1961 serán los encargados de izarla de nuevo.

Estados Unidos izará el viernes su bandera en Cuba

El 14 de agosto de 2015, los tres infantes de la Marina de EE.UU. que arriaron la bandera estadounidense el 4 de enero de 1961, se reencontrarán y...

Cuba está a punto para recibir mañana la visita histórica del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y ver ondear en La Habana, tras 54 años, la bandera de las barras y estrellas en la embajada norteamericana, símbolo de una nueva era que los cubanos aguardan con expectación y esperanza de mejora. 

"Creo que será una experiencia muy bonita y favorable para ambos países, que después de tantos años se reencuentren y se ayuden mutuamente, que tengamos satisfacciones y grandes alegrías", dijo a Efe María Arrebola, una profesora de 52 años que esperaba para entrar a la nueva embajada para solicitar un visado. 

Arrebola planea ver mañana desde su casa en la televisión "con mucha curiosidad" la ceremonia oficial del izado de bandera en la legación estadounidense de La Habana, convertida en embajada desde el pasado 20 de julio, cuando Cuba y EE.UU. restablecieron formalmente sus relaciones diplomáticas. 

También desde la televisión verá ese acto Tatiana, una comercial de 34 años, quien opina que la visita de Kerry a La Habana, la primera de un secretario de Estado de EE.UU. en 70 años, es algo "muy novedoso", que marca "un cambio que será fructífero, que a los cubanos les gusta, les conviene y están a favor". 

Anel, empleada estatal, está convocada por su empresa a presenciar el acto desde los alrededores de la embajada, donde se espera que se congreguen varios centenares de cubanos para presenciar un momento "que va a marcar la historia tremendamente". 

"Nunca he visto ondear esa bandera y considero que es un momento muy emocionante para todos los cubanos, tanto los que vivimos aquí, como los que están fuera", indicó. 

La reunificación familiar entre cubanos dentro y fuera de la isla es uno de los aspectos que Emma Ramos, una ama de casa de 44 años, desea con más ilusión a raíz de la reconciliación con EE.UU., ya que sus padres y hermano viven en Miami, y la "tramitación de los visados es algo muy costoso y complicado". 

"Yo sí confío en que las cosas van a mejorar. Este es un país en el que hay mucha gente con talento, pero estamos como atados y no avanzamos. Necesitamos que se abran las puertas y ver algún cambio", subrayó. 

Su marido, José, un taxista de 48 años comparte esa visión: "La gente tiene mucha esperanza de que haya cambios porque los necesitamos, sobre todo económicos". 

Durante todo el día, el entorno de la embajada estadounidense en La Habana, un imponente edificio construido en 1953 en pleno Malecón, era un trasiego técnicos y periodistas, instalando las unidades móviles en las calles de alrededor para retransmitir en directo el acto del izado de la bandera estadounidense. 

La sala de prensa, instalada en el mítico hotel Nacional, próximo a la embajada, se abrió hoy a los periodistas y desde allí se podrá seguir en directo toda la agenda oficial de Kerry, desde la llegada al aeropuerto de La Habana, la ceremonia oficial en la embajada, hasta la conferencia de prensa que ofrecerá junto con su homólogo cubano Bruno Rodríguez. 

En total hay unos 500 corresponsales acreditados para cubrir el evento entre los medios extranjeros asentados en la isla y los periodistas que vienen exclusivamente para el acontecimiento, la mayoría de ellos procedentes de Estados Unidos. 

Dentro del edificio de la embajada, en el jardín donde se desarrollará la ceremonia oficial ya está instalada la tarima con el emblema del Departamento de Estado, desde donde Kerry pronunciará su discurso, al lado del mástil en el que Larry Morris, Mike East y Jim Tracy, los tres marines que arriaron la bandera en 1961, la izarán de nuevo 54 años después.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación