Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Critican a China por ejecutar a foráneos

Alta funcionaria de la UE pidió al gobierno reconsiderar ese método

En la imagen aparece Naw Kham, uno de los ejecutados, durante la transmisión que realizó la televisora china. foto de internet

En la imagen aparece Naw Kham, uno de los ejecutados, durante la transmisión que realizó la televisora china. foto de internet

En la imagen aparece Naw Kham, uno de los ejecutados, durante la transmisión que realizó la televisora china. foto de internet

BEIGING. La reciente ejecución televisada de cuatro extranjeros en China no ha escapado de las críticas de expertos en derechos humanos y de la Unión Europea (UE).

Catherine Ashton, alta representante de la (UE), condenó las ejecuciones y aunque reconoció la "seria naturaleza de sus crímenes", recordó que la UE "se opone a la pena capital en todos los casos y en todas circunstancias".

Ashton volvió a pedir a Pekín que "reconsidere" la aplicación de la pena de muerte.

"He instado al Gobierno chino a reconsiderar el uso continuado de la pena de muerte, y reitero mi llamamiento a revisar su aplicación actual y dejar atrás la pena capital, en línea con la tendencia global", afirmó la jefa de la diplomacia europea.

Además un artículo publicado por el periódico Los Angeles Times de Estados Unidos indica que las imágenes difundidas el viernes pasado por el Gobierno chino cuando terminó con la vida de cuatro hombres ligados al narcotráfico y acusados de haber matado a 13 marineros chinos en 2011 en el río Mekong han provocado indignación y hasta "angustia" entre los que presenciaron la transmisión.

"A pesar de que las cámaras se alejaron antes de las inyecciones letales, la cobertura sin precedentes, ha desencadenado una tormenta de críticas y el debate sobre la pena de muerte", dice el artículo periodístico.

Y añade que "sicólogos denunciaron la cobertura como angustiante para los niños. Los abogados se quejaron de que se violó una cláusula en el código penal contra desfilar a los condenados antes de la ejecución".

De acuerdo al abogado de derechos humanos Liu Xiaoyuan en su microblog, citado por Los Angeles Times, se violaron principios legales.

"Este carnaval en CCTV (televisora estatal china) fue una violación no sólo de la ética, sino de las regulaciones del código penal que la pena de muerte no se llevará a cabo en público", escribió el experto.

Según datos mencionados en el reportaje, China ejecuta a cerca de 4 mil personas cada año, más que todos los demás países del mundo juntos, aunque los números y los delitos punibles con la pena de muerte se están reduciendo gradualmente, indica.

Otro de los críticos a la ejecución de los cuatro foráneos que realizó China en vivo fue el investigador de Human Rights Watch (HRW) para la división de Asia en Hong Kong, Nicholas Bequelin.

"No sé de ningún otro país, no Irán, Afganistán o Corea del Norte, que se transmitiera por cadena nacional de esta manera los últimos momentos de un preso ejecutado", dijo Bequelin.

El especialista consideró que ese hecho es un retroceso en materia de derechos humanos.

"Es un paso hacia atrás en un momento en que pensamos que China está haciendo progresos con la pena de muerte", opinó Bequelin.

El reportaje de Los Angeles Times describe parte de la transmisión de la televisora china.

"La emisión de casi dos horas de duración incluye la cobertura en vivo de los hombres que se están trasladando desde sus celdas en el suroeste de la provincia de Yunnan, con las manos atadas a la espalda con cuerdas. Un médico con bata blanca mostró el examen de los prisioneros durante la preparación para su ejecución", consigna el medio.

También se menciona que la televisora transmitió una entrevista de Naw Kham, dirigente de la banda, grabado previamente en la que dijo: "Yo le tengo miedo a la muerte. Quiero vivir. Yo no quiero morir. Tengo hijos. Tengo miedo."

Luego cuenta cómo la emisión es interrumpida para mostrar una ceremonia de gala con música patriótica y niños pequeños que llevan ramos de flores para los investigadores que habían ayudado a capturar a los traficantes de drogas.

El gobierno chino indignado por el ataque emprendió un plan para matar a los traficantes de drogas y lanzó una búsqueda internacional. El Ministerio de Seguridad Pública creó un grupo especial de investigación de 200 oficiales y trabajó con las autoridades de Laos, Tailandia y Myanmar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación