Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Costa Rica no se afiliará a Alba si Solís llega al poder

El candidato que ganó la primera vuelta prefiere Alianza del Pacífico

Solís militó en el gobernante Partido Liberación Nacional hasta hace diez años; es historiador y politólogo. foto edh /archivo

Solís militó en el gobernante Partido Liberación Nacional hasta hace diez años; es historiador y politólogo. foto edh /archivo

Solís militó en el gobernante Partido Liberación Nacional hasta hace diez años; es historiador y politólogo. foto edh /archivo

ESPAÑA. Costa Rica no se afiliará al proyecto chavista Alba, sino que prefiere participar en la Alianza del Pacífico. Así lo afirma Guillermo Solís, el candidato presidencial que ganó la primera vuelta electoral el pasado 2 de febrero, al periódico español El País.

Más que de centro-izquierda, Solís se considera un progresista y en esa vía quiere conducir a Costa Rica, de quedar como presidente en la segunda vuelta electoral el próximo 6 de abril.

Solís fue la sorpresa de las elecciones presidenciales, ya que de ocupar el cuarto lugar entre los candidatos a la presidencia con el Partido Acción Ciudadana (PAC), según las encuestas, terminó en primer lugar con el 30.95%, que equivale a 569,694 votos.

En segundo lugar quedó el oficialista Johnny Araya con el 29.59%, que significa 544,649 votos ganados. El izquierdista José María Villalta, a quien ligaban al chavismo, obtuvo el tercer lugar con el 17.14%, que equivale a 315,586. Lo cual dejó claro que los costarricenses no aceptan las propuestas de una izquierda más radical.

En la entrevista que le hace el medio español, Solís esboza las líneas gruesas de lo que sería un eventual gobierno suyo en temas internacionales y nacionales.

El País le pregunta en cuál de los dos actuales bloques en Latinoamérica y el Caribe coloca a Costa Rica, si en la de la Alianza del Pacífico —integrada por México, Perú, Chile y Colombia— o en la de Alba —formada por Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua e islas caribeñas—, a lo que responde con contundencia.

"Claramente, no me veo miembro del Alba en un sentido político. Costa Rica no se va afiliar a ese bloque. Se podrá aprovechar espacios que la Alba ha abierto para negociaciones multilaterales, como la Celac", reponde el candidato presidencial.

Y agrega: "Sobre la Alianza del Pacífico, debemos participar en ella porque Costa Rica es parte de un complejo geopolítico de más de 500,000 kilómetros de mar en el Pacífico, que obliga a una articulación con otras naciones del área".

Otra razón para preferir la Alianza del Pacífico es que con casi todos los países de ese bloque tienen tratados comerciales, argumenta. "Hay que acelerar el diálogo con las comunidades del otro lado del Pacífico", acota.

No renegociaría el TLC

Cuando el diario le pregunta si renegociará el TLC con EE. UU., tal como su partido lo ha pedido en los últimos años, el candidato presidencial afirma que no.

"Estamos en otro lugar y han pasado siete años. Costa Rica tiene hoy decenas de tratados y cada cual con sus particularidades. Lo primero es ver los términos que el tratado con Estados Unidos establece y qué voluntad tienen los distintos países de renegociar, pero la renegociación no puede ser unilateral y no estoy seguro de cómo podría acometerse", expresa.

También promete mantener el patrullaje conjunto antidrogas con naves de EE. UU. (leer nota aparte).

Y sobre los resultados electorales del 2 de febrero opina que "Costa Rica optó por un centro extendido", debido a que el izquierdista Villalta adoptó "una posición de mayor radicalismo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación